DOMINGO BAÑADO EN CHOCOLATE

Cuando era niña, me encantaba Pascua. Estaba deseando con todas mis fuerzas que llegara el domingo para que mis padrinos me hicieran una visitilla y me trajeran mi pascua: una rosca enooooorme y un detallito bonito, como un muñeca, o un peluche… A medida que pasaban los años, los detalles se transformaron en un valioso billete cuidadosamente doblado que escondían en el paquete de la rosca. Cuando no eres más que una cría de quince años, cincuenta euros parecían toda una fortuna! jajaja

Ahora, las tornas han cambiado. Ahora soy yo la que tiene que ejercer de Madrina. Rubio y yo somos padrinos de un preciosísimo bebé de dieciséis meses, una monada de cabellos rubios y sonrisa eterna, que reparte abrazos y besos por doquier. Este año, Rubio y yo quisimos hacerle algo especial. En su primera Pascua, no era más que un bebé de cuatro meses, así que nos decantamos por comprarle ropita y un peluche gigantesco. Ahora, que comienza a entender las cosas, que todo le llama la atención, que ha descubierto el sabor increíble del chocolate, las cosas han cambiado y quisimos que disfrutara su regalo con toda la emoción que puede transmitir un bebé de dieciséis meses.

Esto es lo que le he hemos regalado. Es bonito, ¿verdad?

Imagen

Se trata de un huevo de chocolate que lleva escrito su nombre con chocolate blanco, una galletita con forma de conejito riquíiiiiiiisima y un sinnúmero de chucherías y chocolatinas en el interior del huevo. Además, le compramos un juego de bolos con el que puedo aseguraros que disfrutó toda la tarde sin agotarse. Los padres de Ahijado Sonriente, Rubio y yo nos pusimos las botas a base de bien zampándonos el huevo de chocolate y, más tarde, nos lo pasamos en grande jugando con Ahijado Sonriente a su nuevo juego de bolos, que disfrutó muchísimo mientras se reía sin parar cada vez que tirábamos los bolos con la pelotita.

Ha sido una tarde genial. El día no acompañaba demasiado, amaneció lluvioso y con el cielo encapotado, pero ver reír a Ahijado Sonriente mientras se manchaba toda la cara de chocolate no tiene precio.

Rubio y yo lo queremos muchísimo. Ese niño es un amor y le encanta pasar tiempo con nosotros. Lo llevamos a pasear, al parque, de compras, a la piscina… y nos alegra el día, haciéndonos sentir que con alguien como él nos sentiríamos absolutamente completos. Cuando se queda con nosotros, es el amo y señor de nuestra casa. Sus juguetes están por todas partes! A Grandullón Amoroso le encanta jugar con él y Saltarín Inquieto y Muñequita Linda se deshacen en mimos hacia él. Cada vez que los veo jugar a todos juntos, siento que eso es justo lo que quiero.

Mi pequeña Canica jugando con mis peludetes.

Hoy ha sido un día estupendo. No me ha quedado tiempo para pensar que tengo que llamar a la clínica para llevarle los resultados de la histerosalpingografía y mis analíticas hormonales. No quiero pensar demasiado, pero sólo espero que todo esté bien.

Para distraernos, Rubio y yo nos hemos ido a pasar unos días fuera, aprovechando el puente de la Semana Santa. No hemos salido de nuestra comunidad, nos hemos movido por las provincias de nuestro alrededor y nos lo hemos pasado genial. Galicia tiene paisajes y rincones realmente maravillosos.

Feliz domingo, gente!

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Caóticos pensamientos, Cosas de mi mundo, Las personas de mi vida

2 Respuestas a “DOMINGO BAÑADO EN CHOCOLATE

  1. La vida es para vivirla. Con ésta frase he ido tirando yo pa lante durante el largo camino de búsqueda.
    Momentos como el que describes del huevo de chocolate, disfrutar de la bella Galicia (mi marido es gallego) es lo que le sigue dando sentido a todo y renueva las fuerzas.
    Me encanta tu blog! Escribes divino!
    Un abrazo muy fuerte!

    Me gusta

  2. Yo pienso como tú: la vida es para vivirla. Llegó un momento en el que me di cuenta de que con mi tristeza no solucionaba nada, y mientras yo estaba triste, la vida seguía su curso, los días pasaban, todo se sucedía a mi alrededor. Así que ahora intento disfrutar de cada momento al máximo, de cada pequeño detalle, cualquier cosa que me haga feliz es bienvenida! 🙂 La búsqueda de mi pequeña Canica no se detiene, pero mientras disfruto de todo lo que me ofrece la vida, que no es poco!
    Muchísimas gracias por pasarte, te lo agradezco de corazón! Tu historia me transmite muchas fuerzas, porque todo llega para el que sabe esperar.
    Pásate siempre que quieras, estaré agradecida de que lo hagas.
    Un beso enooorme!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s