REFLEXIONES DE UNA INFÉRTIL

Desde hace algún tiempo, he estado dándole vueltas al asunto de los sentimientos que experimenta toda mujer infértil a lo largo del largo proceso de diagnósticos, tratamientos, consultas, miedos e incertezas. La infertilidad, no nos engañemos, no tiene cosas buenas. Sí, puedes obtener más paciencia, valentía y fortaleza, aprendes a valorar las pequeñas cosas y das importancia a cosas que antes no las tenían, pero todo ello es consecuencia del mal momento que estás viviendo. Para mí, el peor sentimiento que me ha otorgado la infertilidad es la soledad. Te sientes sola, aislada e incomprendida porque nadie entiende tu dolor. La soledad es un sentimiento terrible que te devasta por dentro, alcanzando cada rinconcito de tu corazón, haciéndolo pedazos.

He llorado demasiadas veces en la soledad y el silencio de mi cuarto, aprovechando que Rubio estaba trabajando y así no se percataría de mis ojos hinchados y llorosos llenos de dolor. He llorado demasiadas veces en soledad para así ahorrarle a Rubio un trago amargo que soportar tras un día duro de trabajo. Porque él se ha tragado sus lágrimas para limpiar las mías, ha fingido sonrisas para evitar mi preocupación, ha sacado la fuerza suficiente para tirar de los dos en este largo camino, ha fingido demasiado tiempo sus “Estoy bien” como para que resulten creíbles. Y, ahora, que siento que el tiempo se ha detenido cruelmente a mi alrededor, lo último que deseo es cargarle con más peso del necesario.

Llega un momento en que la rabia te domina en contra de tu voluntad. No comprendes qué es lo que pasa, porqué te tiene que pasar a ti, porqué tú eres diferente, porqué no puedes cumplir tu sueño, porqué no puedes ser mamá si es lo que más anhelas en el mundo. Y sientes rabia de lo que te está ocurriendo, rabia de que tu sueño se aleje cada vez más, rabia de que todas las mujeres de tu alrededor lo consigan sin esfuerzo. Y te sientes un bicho raro, diferente, incomprendida y enfadada con el mundo. Sí, porque enfadarse con el mundo es un sentimiento más que experimenta una infértil. Te enfadas, pataleas y maldices, dolida de que algo tan extrañamente sencillo para las demás, para ti suponga todo un desafío a tu paciencia, perseverancia y cuenta bancaria.

Otras personas quieren un coche nuevo, un trabajo mejor, unas vacaciones. Tú sólo quieres ser mamá. Todo lo demás es secundario, carece de importancia. Y quieres ser mamá porque sabes que te sentirás tan condenadamente completa y realizada, que no ves el momento de que te ocurra a ti.

La infertilidad es dolorosa, muy dolorosa. Se sufre muchísimo, a veces incluso más de lo que creías soportar. En muchas ocasiones, nos da vergüenza hablar de ella, parece que hemos hecho algo malo, nos sentimos extrañamente juzgadas, y nada más lejos de la realidad. La infertilidad es una cuestión de azar, te señala con el dedo aleatoriamente y resultas elegida para uno de los momentos más duros de toda tu vida. La infertilidad sigue siendo un tabú en nuestra sociedad, en nuestro círculos de amigos, en nuestra familia, en nuestro trabajo. Hay muchos prejuicios respecto a ella, la gente opina sin saber, haciéndote daño con sus ignorantes palabras. A mí, como infértil, en ocasiones me ha dado vergüenza decir el problema que tengo. Me da vergüenza decir que tengo una amplia experiencia en médicos, que estoy cansada de que me quiten sangre para las analíticas, que he perdido el pudor a que me vea un ginecólogo diferente cada vez, que he experimentado el mal rato que se pasa esperando a que te recojan una muestra de semen en el laboratorio del hospital. Me da vergüenza admitir que he llorado demasiadas veces, que me he roto por dentro tantas veces que ya he perdido la cuenta. Me da vergüenza decir que soy infértil, que no puedo ser mamá, que no puedo tener hijos, porque me da mucho miedo la respuesta de la otra persona que está escuchando. Porque a veces tienes que aguantar tantas tonterías que lo único que te apetece es darte media vuelta y marcharte de allí, dejando a la otra persona con la palabra en la boca.

Aunque yo he decidido decírselo a muy poca gente, tengo que soportar igualmente a la vecina pesada que no para de preguntar que a qué estoy esperando, que ahora que estoy casada es el momento de tener bebés, que yo para cuándo, que medio pueblo está embarazado y yo porqué no… Y así todos los días. Día tras día tienes a alguien recordándote que tú no puedes tener un bebé. Ya sea una conocida, una vecina o una amiga, sabes que el cualquier momento van a hacerte esa pregunta tan odiosa: ¿Y tú para cuándo? Y lo único que se te pasa por la cabeza en ese momento es que lo estás intentando, que te mueres por ser mamá, pero que no puedes. No puedes ser madre y es lo más doloroso que has experimentado en tu vida jamás.

He escuchado demasiadas veces el dichoso “Es que estás obsesionada”, “Todo está en tu cabeza”, “Cuando te relajes, te quedarás embarazada”, y cada maldita vez que lo dicen de nuevo, me sigue pareciendo la gilipollez más grande que sale de sus bocas. Yo soy de las que piensa que si no tienes nada bueno que decir, mejor cállate. Si no sabes cómo animarme, no me digas nada. No lo estropees con un estúpido comentario que he escuchado demasiadas veces. Tanto si dices que eres infértil y tienes un problema como si decides no decirlo, tienes que aguantar opiniones duras carentes de tacto y empatía que hacen muchísimo daño. La gente no tiene ni idea de lo duro que es un tratamiento de fertilidad o vivir en primera persona los problemas que ocasiona la infertilidad.

Sólo puedo agradecer eternamente tener a Rubio a mi lado, porque él no necesita rellenar los silencios con palabras estúpidas o aplacar mis lloreras con comentarios tontos que no vienen a cuento. Él se queda junto a mí, me abraza con fuerza y deja que me desahogue, esperando en silencio que mis lágrimas dejen de brotar. Y eso no tiene precio. No hay nada comparable a la sensación de que pase lo que pase, él estará ahí para mí. Porque incluso perdiendo, estoy ganando teniéndolo a mi lado. Rubio merece cumplir su sueño y cada día me duele más que todo esto se haya puesto tan complicado para nosotros. Que me hayan dicho que no podré ser madre de manera natural y que sería un milagro que lo consiguiese de esa forma me ha dolido más de lo que yo pensaba. Sí, he aceptado que necesito recurrir a la reproducción asistida, pero no por ello resulta menos doloroso.

Y a ti, mi bebé, sólo quiero que sepas que mamá te está buscando, que está deseando que aparezcas para cambiar su vida y que no dejará de buscarte, aún incluso cuando las fuerzas fallen. Porque algún día te tendré entre mis brazos, mi chiquitín, y podré imaginarme por fin cuánto te querré.

P.D.: He vuelto a la clínica y el folículo persistente todavía no ha desaparecido. Me han recetado la píldora anticonceptiva durante quince días y si así tampoco desaparece, continuaré con la píldora y la IA quedará pospuesta. Espero daros buenas noticias muy pronto! Cruzad los dedos!

Anuncios

15 comentarios

Archivado bajo Caóticos pensamientos, Cosas de la infertilidad

15 Respuestas a “REFLEXIONES DE UNA INFÉRTIL

  1. deseandosermama

    Hola guapa. Jo, me da mucha pena lo que cuentas. La verdad debe ser muy duro. Aunque no sé si puedo decirte algo que me ha parecido un tanto negativo: el título de tu artículo. No sé por qué (será por los tabúes, supongo), pero llamarte a ti misma infértil suena un pelín duro. Es mi impresión personal eh, igual me meto donde no debo. Yo aun no sé si soy fértil o no, pero en caso de tener problemas de fertilidad, no me gustaría denominarme como infértil, porque suena como si fueras peor que los demás y no es así, para nada. Aun no sé cómo lo afrontaría, pero sospecho que no me lo callaría, porque no creo que una persona que no puede tener hijos con facilidad (y de hecho, incluso así es posible, gracias a la medicina) deba ser considerada como un ser diferente o enfermo. Hay gente que tiene problemas de estómago, otros nacen con algún defecto congénito… y el no poder ser madre por medios naturales no debería ser considerado como algo vergonzoso. ¿Acaso tenemos la culpa de eso? ¿Somos menos dignas, menos mujeres, menos auténticas?

    Ya sé que es fácil decir ciertas cosas cuando no las has vivido, pero estoy de acuerdo con que ese maldito tabú hay que enterrarlo de una vez por todas. Hay muchas, muchísimas parejas con problemas de fertilidad y aunque esto duele, no son unos apestados ni gente rara, nos puede pasar a todos.

    Y a la gente impertinente, tienes vía libre para callarles la boca o darte la vuelta e irte. Esa gente no entiende de tacto, de empatía o de no meterse en la vida de los demás. Ánimo, que sé que lo conseguirás de una forma u otra. Ojalá pueda ser pronto esta IA. Ya sabes que mantengo los dedos cruzados.

    Le gusta a 1 persona

    • El título es una realidad, somos infertiles y no es negativismo, es nuestra definición por no poder tener hijos después de un año de relaciones con tu pareja. Pero eso no significa que no podamos tener hijos gracias a la ciencia.

      Me gusta

    • Hola preciosa!! Claro que puedes decirme lo que quieras, siéntete libre de expresar tu opinión en este lugar siempre que lo desees. Sé que la palabra infértil puede sonar un tanto “fea” o “fuerte”, pero así me han diagnosticado, así me han definido en los estudios de Esterilidad después de un año de mantener relaciones con mi marido y no haber conseguido un embarazo. Sí, reconozco que es una palabra un poco “dura” de decir, pero antes me dolía mucho más escucharla que ahora. Por desgracia, me he acostumbrado a ser llamada así.
      La infertilidad sigue siendo un tabú en nuestra sociedad, hay mucha gente que puede hacerte sentir avergonzada de ti misma por lo que te pasa, por no poder tener hijos, por no ser como las demás. Hoy en día he optado por darme media vuelta, ignorarlos y no permitir que me arruinen el día, que ya es bastante!
      De todas formas, confío en que la ciencia me eche una manito para conocer a mi Canica y me siento muy orgullosa del camino que he recorrido hasta ahora, que no es poco.
      Muchísimas gracias por tus ánimos, ojalá mi IA no se retrase mucho más y pueda comenzar por fin 🙂 Gracias por mantener los dedos cruzados para mí, me reconforta muchísimo saber que hay tanta gente buena preocupándose por mí 🙂
      Un beso enorme!!

      Me gusta

      • deseandosermama

        Ohhh qué bonito lo que dices. Gracias a ti por compartir tu experiencia. Ya sabes: lo que no te mata, te hace fuerte. Y es una batalla de la que saldrás victoriosa, no me cabe la menor duda. De todos los blogs que leo, el tuyo es el que transmite más ganas de ser mamá. Y serás una madre maravillosa, porque lo vives y sabes lo que cuesta conseguir algo tan grande. Seguramente siga influenciada por los malditos tabúes yo también, pero lo que tengo claro es que gente que lucha se merece aún más aplausos que los que lo consiguen todo más fácil. Eres un ejemplo para mí: tu valentía, tu fuerza, tu autenticidad. Un besazo y sigo tus progresos, amiga.

        Me gusta

  2. Alba

    Uffff… me siento muy identificada con tus palabras, sobretodo después del último negativo. Mi principal sentimiento es la rabia. Y aunque sé que no me sirve de nada enfadarme, no puedo evitarlo. Lo confieso. Mas que triste estoy “cabreada” (perdón por la expresión).
    Te entiendo perfectamente. No te voy a decir que tengas paciencia, porque yo ya no la tengo. Así que solo te deseo que el tiempo se te pase lo mas rápido posible, que el “folículo del demonio” se vaya por donde ha venido y que pronto puedas empezar tu próximo tratamiento.
    Un abrazo enorme.

    Alba
    http://nuestraultimaestacion.blogspot.com.es/

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Alba! Lamento muchísimo tu último negativo; este camino que nos ha tocado recorrer no es nada fácil y resulta tremendamente doloroso y agotador, incluso más de lo que nos imaginábamos. Si te soy sincera, mi principal sentimiento también es la rabia. Antes, solía estar triste y desanimada por lo que me estaba pasando. Pero hoy en día estoy enfadada, muy enfadada por esto que me ha tocado vivir. Me gustaría que todo fuera más fácil, sin tantas lágrimas ni tantos malos momentos, pero al parecer, lo que nosotras queramos al mundo no le importa.
      Ojalá se cumplieran tus palabras y el tiempo se me pasase lo más rápido posible y este folículo peleón desaparezca de una vez por todas, pero no tengo muy buenas vibraciones al respecto.
      Te sigo en tu blog, aquí estaré para compartir este viaje contigo.
      Un beso grandísimo!

      Me gusta

  3. Me siento muy identificada con tus palabras, aunque intentó valorar y darle más peso a lo positivo de nuestro camino, que no es un consuelo, si no un aprendizaje muy importante. Intentó no dejarme llevar por lo malo, aunque hay muchos momentos, fíjate, ahora mismo acabo de ver la eco de una pareja y me ha entrado todo ese dolor que produce los embarazos ajenos… En definitiva, es nuestra lucha y en algunos momentos y cada vez más, fijándome en las cosas positivas consigo ser feliz.

    Ah, y mira, a mi vecinas o gente que no tienen ni idea por lo que pasamos y son tan pesados con el tema, les contesto con un “no es que no quiera tener hijos es que no puedo” y normalmente se quedan tan cortados que no dicen nada, y si pregunto soy cortante . A mi por ahora no me ha fallado.
    Mucho ánimo!

    http://elpesodelainfertilidad.blogspot.be/

    Le gusta a 1 persona

    • Hola preciosa! Yo tengo la misma filosofía que tú: intento ver el lado bueno, quedarme con los pequeños detalles, apreciar las pequeñas cosas, valorar lo que antes no valoraba… y la verdad es que sólo de este modo consigo ser feliz. Es cierto que antes era mucho más pesimista que ahora, apenas valoraba los pequeños detalles de mi vida y eso me repercutía muchísimo en mi estado de ánimo. Ahora que he cambiado de chip, vivo más tranquila y confiando en que todo este camino, muy pronto, se verá recompensado 🙂
      Te sigo en tu blog!
      Un beso grande!!

      Me gusta

  4. bitacorademami

    Me he sentido muy identificada con tus palabras. Yo hasta ahora no me había planteado mi vida como mujer infertil, pero así es. Es una realidad que no hayamos podido quedarnos embarazadas, pero eso no quiere decir que echando la vista hacia delante podamos ver nuestro sueño de ser madres cumplido. Esta etapa es muy dura.y lo peor no es la continua frustración sino la soledad. Nadie te habla de la infertilidad pero si de lo maravillosos que son sus embarazos que han sido logrados a la primera. A mi personalmente eso me ha destrozado por el solo pensar que algo malo me pasaba a mi y te da vergüenza hablar por lo que estás pasando. Responder al ¿Para cuando? dando evasivas cuando no hay algo mas que desees ser madre… pff eso te llena de amargura. Nuestro presente no es el mejor de todos, es muy doloroso, pero nos queda el futuro. Y cuanto sabremos valorar el momento en el que tengamos un bebé acurrucado en nuestros brazos.Nuestra meta el lograrlo, y ser las más felices llegado ese momento, porque nos lo habremos ganado con creces. Porque todo sufrimiento merece su recompensa y al final del camino la hallaremos ¡Ya verás que si! ¡Ánimo campeona porque eres toda una LUCHADORA! Y las luchadoras hay que admirarlas… Un fuerte abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    • Me ha encantado todo lo que has escrito, de principio a final 🙂 Sobre todo, me ha encantado cuando dices que seremos las más felices cuando lo logremos porque nos lo hemos ganado con creces, y que todo sufrimiento merece su recompensa 🙂 ¡Qué razón tienes! Pienso igual que tú, que todo este camino muy pronto habrá valido la pena y echaremos la vista atrás y nos sentiremos tan orgullosas de lo fuertes y perseverantes que hemos sido…
      Sólo espero que nuestro futuro sea tan precioso como yo me lo imagino 🙂
      Un beso grande, preciosa!! Te sigo en tu blog!

      Me gusta

  5. Paulasanro2010

    Así es, es un camino desconocido, solitario y doloroso… Y ahí estamos nosotras haciendo de todo y mas por llevarlo lo mejor posible…

    Ánimo y mucha suerte!

    Besoss

    http://mividaconlainfertilidad.blogspot.com.es

    Me gusta

  6. Jolín, qué duro es. Aunque tienes toda la razón en que las personas si no tienen nada bueno que decir es mejor que se queden calladas. Yo me he enfrentado a comentarios del tipo “es que te tengo que enseñar como se tiene un hijo?” de parte de personas muy cercanas que saben que tengo problemas.
    Eso si, yo no me corté y le llamé gilipollas.

    Un besazo, estamos contigo!

    Me gusta

  7. maria

    mi nombre es María, hace casi tres años que buscamos un bebito. Mi marido se opero de varicocele y esta muy bien…pues conmigo el tema es mas complejo, tengo sindrome de ovario poliquistico, resistencia a la insulina, hipotiroide y presion alta con 28 años.
    Cada día en estos ultimos meses la situación se ha puesto más tensa para mi, me encuentro llena de dudas, temores, mucha angustia e incertidumbre.
    Mi familia no entiende esto de la infertilidad , y no recibo de ellos mas que un ya va a llegar…mis amigas hablan de ansiedad y otras cosas que me ponen muy muy mala.
    no entiendo el comentario para hacer creer al otro que te importa algo lo que le pasa, y te salen con cada pavada.
    la soledad se apoderó de mi día completo, me aislo, me encierro y lloro mucho a escondidas de él, salvo cuando me ve superada y es inevitable, la palabra para describir lo que siento es desesperacion mesclada con ansiedad y miedo de que él me abandone por no ser mujer, porque es así como me siento, con un vientre vacio, que no sirve. Amo a mi marido, es exclente como ser humano y será un maravilloso padre, pero que hao, hoy me siento cansada de los procdimientos, pastillas , ecografias, extraccion de sangre, rebicion ginecologica, contraste en las trompas, etc, etc, etc…hoy me duele.

    Me gusta

  8. Elitania

    Duele mucho
    Te

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s