NI BUENO NI MALO

Imagen

Esta mañana he vuelto a La fábrica de sueños para realizarme la siguiente ecografía de control y comprobar el estado del folículo del demonio que ha decidido quedarse conmigo a toda costa. Tal y como sospechaba, el puñetero quiste no ha desaparecido ni empequeñecido; el muy cabrito parecía sonreírme con suficiencia y arrogancia desde la pantallita, burlándose de mí.

He de reconocer que me he llevado un chasco enorme. Confiaba en que hubiese desaparecido, que pudiese comenzar la IA sin ningún tipo de lastre pero, al parecer, eso no puede ser. De todas formas, el gine me ha dicho que no demoraremos el proceso más tiempo y que en mi próxima regla comenzaremos el tratamiento. Debería alegrarme con la noticia, es lo que estaba deseando oír desde hace varias semanas pero, en cambio, me siento apática, rara, extraña. No siento nada. Ni calma ni desasosiego. Nada. Me encuentro indiferente con la noticia y desconozco del todo las razones.

Supongo que no confío demasiado en la IA. Supongo que todo se reduce a que cada día aparece algo nuevo que ralentiza este proceso. Supongo que hoy mi mente necesita descansar. Últimamente, el tiempo ha pasado muy despacio. Incluso demasiado. Los días se hacían eternos, monótonos, iguales, sin novedad. Me gustaría confiar ciegamente en nuestro tratamiento, pero me da miedo que la IA no sea nuestra solución. Ojalá me equivoque, pero si no fuera así, estoy segura de que Rubio y yo nos iríamos a una FIV de cabeza con toda la ilusión del mundo, deseando cumplir nuestro sueño. Y cuando conozcamos a nuestra Pequeña Canica por fin, mi alma se sentirá increíblemente completa.

Son muchos sentimientos los causantes de que sienta que estoy atrapada en el tiempo. Supongo que el fondo estoy cansada, harta y dolida con la infertilidad. Sí, porque me duele la infertilidad. Es un peso excesivo que, en contadas ocasiones, consigue detenerme y paralizarme. Tal y como me ha ocurrido ahora. Supongo que este viaje hacia la maternidad se ha alargado demasiado. Más de dos años de negativos, de continuas esperanzas tiradas a la basura, de ilusiones rotas, de lágrimas imposibles de detener, de gargantas rotas por los sollozos, de tocar fondo y volver a intentarlo otra vez. Sí, me pesa la infertilidad. Me duele. Me destroza. Y aunque intento sacar siempre el lado positivo de las cosas, a veces no puedo. Este camino se ha alargado demasiado y no ha hecho más que empezar. Sé que tengo que ser fuerte para sobrellevar todo este proceso, pero hay días que sólo me apetece maldecir y enfadarme con el mundo. Que sí, sé que no me ayuda en nada, pero me apetece, qué leches. Y ahora que empieza lo verdaderamente serio, que nos hemos metido de cabeza en un tratamiento de reproducción asistida, los miedos revolotean en mi cabeza. No quiero perderme a mí misma en esta búsqueda. No quiero adentrarme en un laberinto de tratamientos fallidos que sólo me aporten tristeza y malos momentos. No quiero obsesionarme con la idea de ser mamá y ser infeliz por no conseguirlo. No quiero olvidarme de todo lo que me rodea, no quiero no disfrutar de mi vida por estar demasiado cegada en una idea. Encontrar el equilibrio es algo básico en este proceso. Y yo espero encontrarlo muy pronto.

Supongo que hoy me encuentro tan extrañamente extraña porque, volviendo de la clínica, me puse a revisar mi lista de contactos de WhatsApp por puro aburrimiento y lo que destacaba por encima de todo eran las fotos de bebés y barrigas de embarazadas. Gente que lo ha conseguido sin esfuerzo, sin saber lo mucho que cuesta, lo mucho que duele cuando no lo consigues. Y yo veo mi sueño todavía muy lejano y no puedo evitar entristecerme. Estoy segura de que en unos días estaré mejor y que esto no es más que un bajón pasajero que todas experimentamos a lo largo del camino, así que prometo escribir mucho más positiva mi próxima entrada.

Me duele mi estado de ánimo extraño más que a nadie, de modo que haré todo lo posible por reponerme. En el fondo, sé que también me afecta que Rubio se haya tenido que ir a trabajar fuera durante dos semanas. No poder compartir esto con él me ha dolido más de lo que yo creía porque él siempre consigue arrancarme una sonrisa a pesar de mi lamentable estado de ánimo. Esta vez se me ha juntado un cóctel de sentimientos que finalmente ha decidido explotar por su cuenta. Soy una persona que se guarda las cosas y eso me ha pasado factura. Fingir que todo va bien delante de los demás es demasiado agotador.

A pesar de todo, no pierdo la sonrisa. Algo muy bueno tiene que estar esperándome cuando acabe todo esto.

“Al final todo va a salir bien. Y si no ha salido bien, es que todavía no es el final”.

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo Cosas de la infertilidad, Inseminación Artificial

10 Respuestas a “NI BUENO NI MALO

  1. Oye, tienes todo el derecho del mundo a estar cabreada con el mundo si te apetece. Esto de que tengamos que ser súper fuertes y estar siempre al pie del cañón es absurdo. Además, después de una buena tormenta siempre viene la calma. Enfádate, grita, cágate en la madre que parió a Pepito de los palotes si hace falta porque luego lo verás todo con otro color. Descargar siempre es necesario y es lo que tu dices…no podemos poner buena cara siempre. No, si somos humanos. Y tu lo eres.

    Entiendo también que estando Rubio fuera te sientas más flojilla. Termina de cagarte en todo y luego reponte, carga las pilas y a punto para esa IA que tienes por delante.

    Un beso muy fuerte!

    Le gusta a 1 persona

    • No puedes imaginarte lo mucho que me ha encantado leer tu comentario 🙂 Me has arrebatado una sonrisa sin quererlo, me he sentido totalmente comprendida y eso no tiene precio. Cada día que pasa me doy cuenta de que abrir este blog ha sido lo mejor que he podido hacer para sobrellevar la búsqueda de mi Canica, porque gracias a él, conozco a gente como tú que,a través de la distancia, me hacéis sentir muy querida 🙂 Gracias de corazón!
      Hoy ya me encuentro mucho mejor. La verdad es que tenías toda la razón: después de una buena tormenta siempre viene la calma, y hoy veo las cosas de un modo diferente. No hay nada como soltar todo lo que llevas dentro! 🙂

      Un beso enorme corazón!

      Me gusta

  2. deseandosermama

    Hola preciosa. Jo, cómo te entiendo. Yo aun sigo en la búsqueda dentro del primer año, pero es bastante desesperante ver que no lo consigues un mes tras otro… Ayer me sentía un poco así: entre obsesionada con lo de si me llega o no la regla, y encima una amiga mía me llamó para decirme que estaba embarazada de nuevo. Este año cumple 40 y tuvo a su primera hija el verano pasado… se quedó con 38 años pocos meses después de casarse (y sé a ciencia cierta que empezó a intentarlo pasada su boda). A los 6 meses de haber nacido su hija, se queda de nuevo y este año vuelve a ser mamá. Imagínate cómo se siente una al ver que chicas o ya no tan chicas no tienen problemas apenas para quedarse, mientras que las que somos más jóvenes lo tenemos que intentar una y otra vez. Reconozco que ayer me fastidió oír aquella maravillosa noticia. Porque muchas de mis amigas van ya por su segundo embarazo y yo aun nada 😦 Y creo que mi marido tampoco lo entiende al 100%. Me dice: bueno, seguiremos intentándolo. Pero yo estoy cada vez más cansada y el tema del embarazo comienza a obsesionarme poco a poco. En fin… que todo llegará supongo. Ánimo, si tiene que ser, será. Y tú te lo mereces, amiga.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola princesa! Vaya, no sabes cuánto lamento saber que tú también estás un poco “chof”. Créeme que te comprendo, en mi círculo de amistades apenas quedamos dos parejas sin niños; los demás han sido padres recientemente, unos después de otros, así que imagínate cuando quedamos todos juntos: bebés y más bebés, sin otro tema de conversación además del “vosotros para cuándo?”. He llegado a agobiarme tanto que he llegado a inventarme una excusa para no quedar con ellos. Es muy doloroso ver lo que quieres tener y no puedes.
      Yo también me siento frustrada por el tema de mi edad. Soy jovencita y aún así, no hay manera! Y otras mujeres que conozco que rozan los 40 se han quedado sin problemas, casi a la primera. Y eso me hace sentir super descolocada, como si me pasara algo raro, no sé! Así que en eso también te comprendo 🙂
      Habla con tu marido, hazle entender cómo te sientes, qué es lo que pasa por tu cabeza, cuáles son tus sentimientos, que intente ponerse en tu lugar… Hasta que no hice eso, Rubio también era de los que decía “no pasa nada, otro mes será”. Desde entonces, nunca más ha vuelto a decirme esas palabras.
      No dejes de intentarlo, corazón, estoy segura de que antes o después llegará lo que tanto quieres 🙂 Ya sea de una forma u otra, lo conseguirás, estoy segura de ello.

      Un beso enorme!

      Me gusta

      • deseandosermama

        Ohh cuántas palabras bonitas juntas, Elora! Por cierto, este nombre (imagino que seudónimo) existe? Te confieso que me encanta… y a veces me paso el tiempo rebuscando un nombre para una futura hija si se da el caso y no me cuadra ninguno. Pero este suena poco típico y superbonito. Quien sabe… igual si surge, te lo robo 😉 Gracias, mil gracias por tu apoyo. Voy a intentar hablarlo más adelante con mi marido. Ahora está bastante estersado por un examen que debe presentar por temas de su trabajo y no quiero tampoco agobiarle demasiado. Pero tras esos dos días durillos, por fin me siento menos agobiada. De hecho acaba de pasar ahora. Me dije: claro que lo voy a conseguir! Simplemente no es ahora, pero llegará el momento, claro que sí. Si tuviésemos esa motivación todos los días, seguro que lo lograríamos. Y justo me conecto y veo tu comentario. Soy la primera quien debe creer en ello para que se cumpla. Así que sólo puedo desearte eso mismo: ten fe, ten una fe infinita en que llegará, tarde o temprano. Un beso enorme y suerte con tu próxima IA. Pediré al universo por ti (si es que crees en esas cosas ;). Hasta pronto, amiga.

        Me gusta

      • Así me gusta, corazón! Esa es la actitud que nos hace fuertes, que nos impulsa a continuar y cumplir nuestro sueño 🙂 Me alegro infinito de que ya estés muchísimo mejor. Cuando pasan los días el enfado con el mundo desaparece, ¿verdad? 🙂 Yo esta mañana me he despertado de mucho mejor humor, no tan negativa como ayer. ¡Claro que lo vamos a conseguir! ¡Estoy segura de ello! Sólo tenemos que creer.
        Mmm.. Respondiendo a tu pregunta, sí, es un seudónimo y lo saqué de una película que me encanta, “Willow”. No sé si la has visto, pero la película gira en torno a una bebé que tiene que ser rescatada de las garras del mal, y se llama Elora Danan. Es una película que me encanta y me gustaría verla el día de mañana con mis niños 🙂 Seguro que les encantaría tanto como a mí! jajaja

        Besazos guapa!

        Me gusta

      • deseandosermama

        Sí que la ví, pero hace muchísimo tiempo, de modo que no recordaba los nombres. Hoy me ha bajado la regla pero es un poco como liberación: ya no tengo que pensar que si sí, que si no… Al menos estoy más tranquila. Y también más positiva. Lo vamos a conseguir, ya verás. Y lo disfrutaremos como locas, porque nuestro deseo es muy muy grande. Un beso enorme y hasta pronto, amiga.

        Me gusta

  3. Hola guapa, aquí dos enfadadas con el mundo. No sé si al final este estado de enfado absoluto lleva a alguna parte, pero mientras sólo sea unos días, tenemos todo el derecho del mundo a sentirnos así.
    Intenta animarte, la primera IA es muy emocionante, así que disfruta de cada momento, de cada pinchazo y de cada sensación. Yo también tengo a mi marido lejos durante toda la semana, pero cuando hay que poner pinchazos nos conectamos por skype y así él también es partícipe del proceso. Parece que no, pero anima.
    A mí los días también me pasan lentos y apáticos, y más estando sin trabajar. Hay días en los que me animo y voy al gym o intento salir a correr, pero otros en los que la apatía y la pena pueden conmigo. He empezado a visitar a una psicóloga nueva tras el disgusto que tuve con el psicólogo de la SS, espero que pueda ayudarme a gestionar los momentos de bajón.
    Neni, si me necesitas ya sabes donde me tienes. Muchos besos!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola princesa! Qué bueno leerte!
      Sí, yo también creo que tenemos el derecho de enfadarnos con el mundo, al menos durante unos días. Nos lo merecemos, qué leches. Lo que nosotras estamos pasando es muy duro y hay veces que me apetece cagarme en todo y quedarme más a gusto.
      Estoy deseando empezar mi IA, sentir que esto avanza, que hago algo más por cumplir mi sueño. Estoy impaciente! jajaja
      La verdad es que no hay nada peor que los días lentos y monótonos porque nuestra cabeza tiende a darle mil vueltas a las cosas (al menos la mía). Yo intento distraerme saliendo a pasear con mis peludetes o escuchando música, pero cuando mi mente no quiere, no quiere y punto!
      Muchas gracias por tus palabras de ánimo, me reconforta saber que hay gente como tú al otro lado de la pantalla! 🙂

      Un beso enorme preciosa!!

      Me gusta

  4. Guapísima!! Te he dejado un regalito en la última entrada de mi blog…
    un beso enorme

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s