OTRA PERSPECTIVA

todo+va+a+salir+bien

Esta mañana, al despertarme, subí las persianas y abrí la ventana. Había un nuevo día ante mí repleto de nuevas oportunidades, nuevas ilusiones, nuevos sentimientos. Sí, lo malo ya había quedado atrás. Ya no quería seguir auto compadeciéndome de mi desdicha, ya no quería seguir sintiéndome culpable, ya no quería derramar ni una lágrima más. Aquello se había acabado. Sentirme como una mierda y llorar con mi cara apoyada en la almohada resultó ser algo que no quería repetir en mucho tiempo. No quiero volver a sentirme tan asquerosamente mal después de un negativo.

Siempre me he considerado una persona positiva, de modo que estos nuevos y extraños sentimientos negativos y culpables me descolocan demasiado, sintiéndome una extraña dentro de mí misma. Pero, por suerte, el día horrible se acabó en cuanto entró el sol por mi ventana mientras tomaba una buena bocanada de aire fresco.

Estoy preparada para un nuevo intento. Las ganas de ser madre son las mismas, pero las fuerzas y la energía son renovadas y mucho mayores. Es increíble el contraste de sentimientos que he experimentado en apenas veinticuatro horas. Ayer resultaba imposible consolarme y veía mi sueño de tener a Canica conmigo cada vez más lejano, mientras que hoy me apetece comerme el mundo. Sí, estamos deseando intentarlo otra vez. Algún intento tiene que ser el bueno, ¿verdad?

Ayer, mientras Super Mamá intentaba consolarme abrazándome fuertemente y sin soltarme, me dijo algo que me hizo pensar: “No te martirices con lo que pudo ser y no fue, mi niña. Piensa en lo que está por venir, en lo maravilloso que será todo cuando ese bebé esté con vosotros. Coge fuerzas e inténtalo de nuevo cuando te veas preparada”. Y aquí estoy, queriendo intentarlo otra vez, queriendo soñar de nuevo.

Este deseo es tan fuerte que ni los malos momentos pueden derribarlo. Sé que todavía queda camino que recorrer y que no será coser y cantar, pero quiero arriesgarme. Quiero pensar que algún día lo conseguiremos. No abandonaré este horrible viaje mientras sea Rubio el que coja mi mano y camine a mi lado. Porque él hace que todo esto sea posible. Consigue arrebatarme sonrisas incluso en los peores momentos. Ayer no utilizó ninguna de esas frases típicas para animar a una persona inconsolable. Él no funciona así. Se quedó a mi lado, me cogió de la mano muy fuerte y me miró a los ojos cargado de emoción. No hicieron falta palabras. Con una única mirada lo comprendí todo. “Pase lo que pase, siempre estaré a tu lado”, me dijo con sus ojos de largas pestañas. Y mientras él esté a mi lado, podré seguir soñando.

Esta mañana, la de Rojo hizo su aparición y llamé a la clínica, tal y como me habían dicho que tenía que hacer. Mañana tengo consulta y me dirán si podemos comenzar nuestra segunda IA ya. Espero que así sea!! Deseadme suerte!

Lo que hoy es un pequeño sueño, mañana puede que sea una gran realidad.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Cosas de la infertilidad

2 Respuestas a “OTRA PERSPECTIVA

  1. Pues muchísima suerte con esa revisión, me alegro de ver esas energías renovadas para un nuevo intento! Cuando sale el sol nos olvidamos de los nubarrones y todo valdrá la pena. Eres una campeona por ese super reset !!

    Le gusta a 1 persona

  2. deseandosermama

    Hola, preciosa. Jo, pero qué bien escribes. ¿Sabes qué? Yo soy también de escribir y te puedo asegurar que eres maravillosa haciéndolo. Se me está ocurriendo algo. Que cuando nazca tu Canica, prométete a ti misma que publicarás un libro contando tu experiencia. Puedes recopilar tus posts, o añadir episodios nuevos… pero transmites tan bien lo que sientes que habría muchísimas mujeres identificadas contigo. Es que tienes un instinto maternal como no lo he visto en nadie. Mi instinto a tu lado debe ser del 10% como mucho, fíjate. Y nada, a seguir luchando. Además tienes un tesoro enorme: una madre que te quiere incondicionalmente y que te apoya al 100%, una madre en la q confías plenamente. Eso, a pesar de que suene duro, no nos pasa a todas. En mi caso, la confianza es más bien escasa y a veces he llegado a pensar q si le digo la verdad de que tengo problemas para concebir, se alegrará en el fondo y me dirá: ya lo sabía. Así que ya tienes algo hermoso por lo que vivir: tu familia, tu marido, tus perros… Oye, no es q quiera quejarme ni mucho menos, pero no te imaginas lo q echo en falta poder contar con un apoyo maternal como el que tienes. Eres una chica afortunada. Y lo vas a lograr. Tu Canica estará a tu lado muy pronto. Un beso enorme y a seguir así, con ese optimismo y confianza.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s