LAS VECINAS ENTROMETIDAS

Esta tarde he vuelto a casa de mi paseo diario con mis peludetes realmente enfadada. He tenido que comerme las lágrimas todo el camino hasta llegar a casa y desahogarme a fondo para sentirme mucho mejor. Hay días que parece que los astros se confabulan contra mí y querer tener ciertos momentos de paz me sale muy caro.

Cuando salgo a pasear con mis chiquitines busco distracción, evasión y, sobre todo, tranquilidad. A veces, los problemas desaparecen mientras camino o, sencillamente, se hacen un poquitín más pequeños. Pasear me relaja, me distrae, me transporta a un lugar agradable y diferente mientras me dejo engullir por la naturaleza verde y hermosa. Son mis momentos de paz, mis momentos en los que no me dejo caer a pesar de los problemas.

Por eso me duele tanto que me los arruinen.

Hoy salí a pasear con mis peludetes como hago cada tarde. Nos lo pasamos en grande, nos encanta disfrutar del tiempo tan extrañamente bueno que estamos teniendo en pleno diciembre. Grandullón Amoroso corre hasta quedarse sin fuerzas, Muñequita Linda persigue un pequeño insecto como si le fuera la vida en ello y Saltarín Inquieto corretea sobre la hierba húmeda, ladrando con diversión. Me gustan estos momentos porque me permiten ser realmente feliz y me olvido por un momento de todo lo demás. Supongo que es demasiado pedir disponer de cierta paz y tranquilidad a lo largo del día, porque una sola persona consiguió arruinarme el día por completo.

De camino a casa, me encontré con una de mis vecinas, que decidió acompañarme hasta su casa, próxima a la mía. La idea, evidentemente, no me entusiasmó para nada, pero no me gusta ser maleducada y decidí que ni siquiera ella me fastidiaría el paseo. Me equivoqué. Mi vecina es una persona realmente pesada, insoportable y, sobre todo, muy chismosa. Siempre me está dando la brasa preguntándome cuándo voy a tener un bebé o a qué espero para ser madre, así que supongo que comprenderéis porqué no me gusta pasar tiempo con ella. Intenté quedarme atrás a propósito varias veces con la excusa de que los perros estaban muy perezosos hoy, pero ni por esas decidió hacerse el camino hacia su casa ella sola. En un momento de la conversación (monólogo más bien), no se le ocurrió una cosa mejor que preguntarme si estaba embarazada, porque había echado un poco de “tripilla”. Sus palabras exactas fueron:

“- Oye, te ha salido un poco de barriguita… no estarás embarazada, ¿no? Porque tienes la forma y todo…”. 

Bien, Elora, tranquila, serénate, piensa en cosas no homicidas, piensa en cosas no homicidas… Por supuesto, le dije que no estaba embarazada, que simplemente tengo unos kilitos de más (gracias SOP y banderillas, sois lo más!). Mi querida vecina no se quedó tranquila con mi respuesta, así que continuó con su monólogo:

“- Bueno, si no quieres decirlo todavía, no lo digas. ¡Si total me voy a enterar igual!”.

Todo esto en un tono jocoso partiéndose el culo la tía. A estas alturas de la conversación decidí no poner lo otra mejilla y dejar de sonreír como hago siempre y me quedé en silencio, ignorándola totalmente. No quería hablar más con ella, sólo quería que se fuera y que me dejara en paz. Me estaba haciendo sentir realmente incómoda; yo sólo quería coger a mis chiquitines y apurar el paso lo máximo posible para dejarla atrás. Antes de irse y dejarme echa mierda, me dijo unas palabras que me hicieron mucho daño, tanto que todavía no comprendo cómo conseguí guardarme las lágrimas sólo para mí.

“- Hay que ver, ese bebé no quiere venir, ¿eh? Vas a tener que cambiar de marido, que se ve que no funciona. Busca otro, ya verás qué rápido te preñas”.

Ole sus cojones. Ole!

De regreso a casa, me topé con una vecina que está embarazada (WTF!?! ¿El universo se está riendo de mí o qué demonios pasa?) y con tono despreocupado me dijo desde el balcón que me tenía que animar a tener un bebé, que ya me va tocando. No recuerdo exactamente qué le contesté porque yo sólo quería irme para mi casa. Aguanté todo el camino como pude pero en cuanto cerré la puerta y me encontré resguardada por la protección de mi hogar, dejé salir todo lo que llevaba dentro. Y lloré. Lloré tanto que Grandullón Amoroso vino a sentarse a mi lado y apoyó su cabeza en mi regazo, mirándome con preocupación. Y no tardó en acompañarme también Muñequita Linda, que meneaba el rabo de un lado a otro mientras me golpeaba con el hocico para que la acariciase; se quedó sentadita a mi lado, dejándose achuchar.

Me he quedado echa mierda porque me estoy esforzando en practicar ejercicio cada día para intentar perder unos cuantos kilillos y empezar la FIV en las mejores condiciones, pero debido a mi SOP no me resulta tan sencillo adelgazar. Adelgazo, sí, pero a un ritmo mucho más lento y tengo que ser muy constante con el ejercicio y no descuidar mi alimentación. Y va la desconsiderada y me dice que he engordado, que he echado barriga y todo! Sé que ella no sabe nada de lo mío, pero hoy me apetece quejarme. Además, estoy harta de que me pregunte si ya me he quedado embarazada o no, o de que dé por hecho que mi marido no “funciona” porque no me ha “preñado”. ¿Qué coño sabrá ella de nuestros problemas o de lo que estamos viviendo? Es una auténtica bocazas que tiene la sensibilidad en el culo, así de claro os lo digo. Me molesta que hable con esa libertad de mi marido, haciendo tanto daño con sus palabras.

Estoy cansada de la gente entrometida y chismosa que se cree con el derecho de meterse en mi vida como si fuera la suya propia. Vivir en un pueblo pequeño es lo que tiene, todo el mundo se conoce y se creen que por eso ya pueden entrometerse en cualquier cosa.

En fin, enseguida se me pasará, pero vaya mal rato que me ha hecho pasar, madre mía…

Anuncios

33 comentarios

Archivado bajo Caóticos pensamientos

33 Respuestas a “LAS VECINAS ENTROMETIDAS

  1. Como te entiendo, estoy tan cansada de oirlas… Y encima no las respondas que eres una borde… No dejes que esas te hundan!! 😘😘😘

    Le gusta a 1 persona

    • Sii, lo peor es que si les respondes quedas como una auténtica borde o algo así. Eso sí, ellas pueden decirte cualquier cosa, pero tú tienes que aguantarte porque si les contestas les parece mal. En fin… qué hartita me tienen! Pero esta ha sido la última vez que les permito hacerme daño, se acabó 🙂
      Un besote gigantesco preciosa!!!

      Le gusta a 1 persona

  2. Pero qué asco de mujer! Si la mandabas a freir monos tampoco pasaba nada, el karma ahorra faena..
    Mucho ánimo y a pasar de estas cosas, aunque fácil no es.. Muak!!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Buffff… vaya vecinas, jajajaja!! Esto es una cruz que tenemos todos, los vecinos!!!!

    Le gusta a 1 persona

  4. Joder!! Qué ascazo de tía!! No entiendo como sigue habiendo en el mundo mujeres que pregunten a otras mujeres por sus “no” embarazos…es que estas tías no tienen sensibilidad o Sentido común? En que mundo viven ? O mucha malicia o inteligencia emocional y empatia cero. QUE LES DEN!

    Le gusta a 1 persona

    • Créeme que yo tampoco entiendo cómo puede haber mujeres así… No sé si es falta de sensibilidad, empatía o, por el contrario, exceso de malicia y ganas de tocar las narices… pero las hay, y yo debo de tenerlas concentradas en un radio de pocos kilómetros a la redonda de mi casa, jejeje
      He decidido no dejar que me hagan daño así que a partir de ahora… que les den!!!! 🙂

      Un besazo!

      Me gusta

  5. ¿Como se puede ser tan gilipollas y tan insensible? No se..a mi no se me ocurriría decirle eso a nadie. Ni si quiera soy amiga de la típica “¿y para cuando?” porque soy consciente de que no sabes el daño que sin querer puedes causar con la preguntita de los coj.. asi que menos en tono jocoso y tocando los eggs.
    En serio…para la próxima no seas diplomática y dile cuatro cosas.

    Le gusta a 1 persona

    • A mí tampoco se me ocurría preguntar algo así; no lo preguntaba antes de que la infertilidad entrase en mi vida y no lo pregunto ahora, porque sé el daño que pueden hacer ese tipo de preguntitas si tienes problemas para tener hijos… De verdad que estoy harta de la gente y sus gilipolleces, me agotan y me cansan… A partir de ahora he decidido contestar a la gente, y si les parece mal lo que les digo… pues lo siento mucho, pero es lo que hay 🙂

      Un besazo!!!

      Me gusta

  6. Joder….como te entiendo….ufff….y tela…..yo con la paciencia que tengo y ya creo que no me aguanto….le suelto una bordería que no se acerca a mí ya en su vida….que tía más gili……ayyy cielo….lo.siento

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias mi niña 🙂 Menos mal que os tengo a vosotras para desahogarme y que, además, me entendéis 🙂 Yo tengo el defecto de que callo mucho porque no me gusta ser borde, pero de verdad que a veces con tipejas como ésta solo me apetece mandarla a la mierda y dejarla con la palabra en la boca, por lista. La gente es muy mala y no tiene consideración ninguna por las cosas que dice.
      En fin… kilos y kilos de paciencia para aguantar a gente tan bocazas…

      Un besazo!!!

      Le gusta a 1 persona

  7. marilia

    Vaya asco!!!te entiendo y te digo que yo era como tú, todo para dentro y a morirme de pena,pero desde que doy madre,contesto a diestro y siniestro,o lo intento,que más de una vez me ha pasado situaciones parecidas(por tener sop igualmente..) saca la ametralladora verbal y a repartir ,para llorar tú que lloren otros…

    Le gusta a 1 persona

    • Pues haces muy bien contestando a diestro y siniestro, a veces la gente cuanto más callas más te atacan. Siempre he tendido a callarme para no resultar borde, pero eso era antes de saber que soy infértil, y ahora estoy harta de escuchar comentarios de ese tipo hablando así de mi marido o de porqué no me preño y he decidido decir BASTA! Así que a partir de ahora… sacaré la ametralladora verbal, como dices tú, y a repartir! jejeje

      Un besazo y gracias por pasarte! 😉

      Me gusta

  8. Que ascazo!!! Me cago en su p….. madre. Sin mas.
    Estoy muy triste y me da rabia todo esto, porque no te lo mereces mi niña. Con lo duro que es el tema medicación, kilitos y demás para que te digan eso… Te entiendo totalmente.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por tus palabras cielote 🙂
      Me ha dolido muchísimo su comentario acerca de mi barriguita… Joer, tengo un poquillo de sobrepeso debido al SOP y las banderillas no es que ayuden mucho a adelgazar precisamente, y va la tía y me dice que eché tripa de embarazada… En fin! Y ya lo de mi marido… qué falta de tacto y de todo, madre mía. Me dieron ganas de mandarla a la mierda, pero no fui capaz. Mi propósito para año nuevo será contestar a la gente que me toque las narices, estoy harta de que me hagan sentir mal y ellos se queden tan panchos.

      Un besazo preciosa!!!

      Me gusta

  9. Hay que ser muy corta de mente para decir ese tipo de cosas a personas que ni conoces!! que pasa, que por ser la vecina de al lado se cree con derecho a meterse en tu vida?? anda y que se vaya a la m….
    Tu ni caso!! aunque es normal que hoy estés así, pero mañana será un nuevo día y lo de hoy solo quedará en un mal recuerdo.
    Mucho ánimo preciosa! (K)

    Le gusta a 1 persona

    • Muchísimas gracias por tus palabras bombón!! 🙂
      La verdad es que al día siguiente ya me encontraba mucho mejor, me hacía falta desahogarme y soltar unas lagrimillas para volver a despegar bien alto.
      La gente a veces se toma unas confianzas que no tiene y hace mucho daño con sus palabras, pero me he prometido a mí misma que no le permitiré volver a lastimarme con sus palabras nunca más. Que le den! 😉

      Un besazo!

      Me gusta

  10. kira

    Qué asco de mujer… es que aunque no sepa que estás en tratamiento, son frases tan hirientes, que no sé si lo hace por ignorancia o porque realmente es una cerda.
    Ni caso, y la próxima vez que la veas cambia de dirección, porque lo único que va a conseguir es desestabilizarte.
    Un beso!

    Le gusta a 1 persona

    • Sí, eso tendré que hacer, cambiar de dirección porque cada vez que me la encuentro solo consigue decir algo que me hace mucho daño. Y eso que no sabe que estoy en tratamiento, si lo llega a saber… imagínate lo que saldría por su boca. Habla con mucha ignorancia y no se para a pensar si lo que dice resultaría hiriente o no, vamos, empatía cero patatero.
      La próxima vez le echo a los perros, jijiji

      Un besazo!

      Me gusta

  11. Madre mía… muchos ánimos y quilos de paciencia!! Siento mucho el disgusto que te has llevado.
    Un besote!!

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias preciosa!! 🙂
      Quilos de paciencia es lo que me hace falta para tratar a gente como ella, le pediré a los Reyes Magos unos cuantos quilos más porque se me está acabando, jejeje
      Un besazo gigantesco!

      Me gusta

  12. La gente es muy indiscreta… Nunca he entendido como hay personas que se toman según que confianzas… Si no conoces bien a esa persona no preguntes ni digas según qué cosas…
    Elora, solo me sale decirte que no las dejes, no permitas tener que llegar a casa a llorar. Diles que ya está bien de comentarios, que se metan en sus asuntos, que sus vidas deben ser muy vacías para estar pendientes de lo que haces con la tuya!!!!
    Con personas así, de qué te vale su “amistad”, su “compañía”??
    Pero se, que no es fácil. Yo suelo callar y aguantar muchas cosas, y luego llegar a casa e imaginar todo lo que hubiese dicho… Haz lo que sea para que nadie te fastidie el día, no te muerdas la lengua, enseña a morder a tus peludetes!!! No te quedes con esa sensación, de verdad… Aguantar, tendrás que aguantar muchos días, pero parar los pies solo una vez.
    Ánimo y siento que hayas tenido que pasar por un mal rato tan gratuito…
    Un besazo

    Le gusta a 1 persona

    • Muchísimas gracias por los ánimos solete 🙂 Qué bien tener a gente como vosotras, que me entiende y me anima tanto 🙂 Yo siempre he tendido a callar y aguantar porque no me gusta ser borde, pero he decidido dejar de hacerlo porque la gente se aprovecha mucho de ello, ¿sabes?
      Nunca ha llegado a comprender cómo la gente puede tomarse tanta confianza, sólo somos vecinas y la tía se cree con el derecho de opinar de mi vida, hacer comentarios jocosos de mi marido y recordarme una y otra vez que porqué todavía no me he “preñado”. Vamos, que le den!
      Su vida debe de estar realmente vacía si necesita meterse en la mía tan a menudo. A partir de ahora intentaré no callarme, no quiero volver a casa sintiéndome fatal porque me han hecho daño con comentarios estúpidos e ignorantes.
      Un besazo preciosa!!!!

      Le gusta a 1 persona

  13. Lo siento mucho, nena, pero a esa vecinahijaputa le tenías que soltar alguna bordería para que te dejase en paz y que chismorree lo que quiera. Yo tengo vecinas a las que les cierro la puerta en las narices, y me la suda.
    Nos intentaron hacer la vida imposible con la reforma y ahora van con sonrisitas para que les dejemos entrar a ver el piso. PUES UNA MIERDA PA TU BOCA!
    A veces hay que ser muy puta, nena, y esa era tu ocasión perfecta.

    Desde que estoy en esto de la infertilidad mi caracter ha pasado a ser más lanzado. Ya no me callo, ya no me guardo las cosas, ni dejaré que una persona desconocida me falte al respeto.

    Un besito preciosa. Espero que ya estés bien. Love u!

    Le gusta a 1 persona

    • Ole túuu!!! Así se hace nena!!! 🙂 Espero muy pronto ser como tú y callarles la boca a la gente que tanto se mete en mi vida por el simple hecho de cotillear. Que les den!
      Se acabó el callarme y aguantar, no quiero volver a casa hecha mierda por culpa de una sinvergüenza que dice lo primero que le viene a la cabeza.
      Un besazo bombón! Gracias por estar ahí!

      Me gusta

  14. Elora, guapa, una cosa es un comentario fuera de tono y otra una falta de respeto…pero bueno, esa tía de qué va? Yo soy como tu, por ser educada aguanto muchas tonterías pero cuando me tocan mucho la fibra respondo. Cuando te ha dicho lo de tu marido, le tendrías que haber dicho: “y el tuyo qué? Tampoco debe funcionarte muy bien porque se te ve muy amargada”. Qué asco de gente de verdad, lo que hay que aguantar.

    Inventate lo que sea, empieza a correr y a jugar con los perros, lo que sea, pero la próxima vez la acompañe hasta su casa Rita la cantaora.

    Ánimo guapa y sigue disfrutando de tus momentos de paz.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  15. Hay gente directamente imbécil.

    Tengo una familiar que con 45 años no ha conseguido ser madre y el año pasado tuvo su único aborto. Hace poco, un pariente no dejaba de insistirle delante de toda la familia en cuándo iba a tener un hijo, “a ver si no vas a valer o no va a valer tu marido, se te pasa el arroz, ya es hora”. La chica trató de salir del paso diciendo que cuando Dios quisiera y tal y cual y este tío erre que erre.

    Casi se me caen las lágrimas.

    Hay gente carente de sensibilidad.

    Le gusta a 1 persona

  16. Que pelotas le echa tu vecina a la vida… eso es horrible. Mándalas a la mierda a todas y no hagas ni caso, te lo digo yo que también me decían seguido cosas así….

    Le gusta a 1 persona

  17. Acabo de leer tu post!! Q gente mas gilipollas!! Siento la palabra pero es la q mejor les define!! Luego se extrañan q digamos q estamos mejor cn los perrines, ellos x lo mns no nos cuestionan…
    un besazo

    Le gusta a 1 persona

  18. Dure

    No te comas la cabeza con lo que “esto es un pueblo pequeño”, “no quiero ser maleducada”… a la gente entrometida hay que decirles las cosas a la cara para que se callen la boca. Aunque puedan ser cortas de mente, yo creo que si dices las cosas claras, las acabarán entendiendo (aunque les cueste).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s