ARRANCAMOS: COMIENZO DE MI FIV

¡Feliz día de Reyes, guapuras!

Hoy vengo a contaros con una enorme sonrisa en mi rostro los primeros sentimientos ante el instantáneo comienzo de mi FIV. La semana pasada, en pleno sábado por la noche, mi amiguita la de rojo hizo su aparición y ayer por la tarde Rubio y yo acudimos a la clínica para ver a nuestra gine y saber si podríamos empezar por fin. Os reconozco que yo iba con la mosca detrás de la oreja, tenía miedo de que apareciese un contratiempo de última hora que nos obligase a retrasar nuestros planes un mes más.

No iba muy desencaminada.

Durante la ecografía, la gine comprobó que en mi ovario derecho existía un pequeño quiste residual de anteriores ovulaciones y me comentó la posibilidad de comenzar con las anticonceptivas durante quince días y así intentar que el pequeño #quistecabrón desapareciese para mi próxima consulta. Casi me da un vuelco el corazón. No. No. No. Me lo temía. Lo sabía, sabía que algo detendría nuestros planes. Justo ahora que nuestras energías estaban a tope!

Le dije a la gine que haríamos exactamente lo que ella nos aconsejase, que aunque nos decepcionaba un poco esperar de nuevo, haríamos lo que ella creyese conveniente para comenzar la FIV de la mejor forma posible. Me vestí y regresé a la consulta junto a Rubio y la enfermera. La doctora se sentó al otro lado de la mesa y empezó a buscar algún tipo de información en el ordenador. El corazón iba a salírseme del pecho.

“- Sí… ¡Aquí está! Efectivamente, antes de tu segunda IA, ese quiste seguía en el mismo lugar. En aquella ocasión, hicimos analítica y comprobamos Estradiol. Todo estaba en orden, por eso pudiste empezar. ¿Qué te parece si volvemos a comprobarlo? Si el quiste no produce hormonación, te daré mi aprobación para empezar la FIV”.

Suspiro de alivio. Solté el aire poco a poco, como desinflándome lentamente.

Cambiamos de consulta, nos condujeron a una pequeña habitación que me resultaba de lo más familiar (ahí es donde siempre tienen lugar las extracciones), me realizaron la analítica y nos explicaron a Rubio y a mí cómo se preparaba e inyectaba la medicación si finalmente los resultados de las hormonas salían normales. La enfermera nos informó que nos llamarían antes de las nueve de la noche para informarnos del resultado, y dependiendo de éste, prepararíamos las siguientes consultas. Nos fuimos de la clínica contentos, positivos, pensando que muy pronto nos llamarían para decirnos que todo estaba en orden.

Buscamos una farmacia, compramos la medicación y nos fuimos de compras. Me encontraba yo en pleno probador cuando me sonó el teléfono. Nerviosa y con dedos temblorosos, descolgué y puse la mejor de mis voces:

“-¿Sí?”

“¿Elora? Te llamamos de la clínica. Todo está en orden, mañana puedes empezar a pincharte. Cualquier duda o consulta, no dudes en llamarnos, ¿de acuerdo?”

Síiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.

Volvimos a casa con una sonrisa imborrable en nuestros rostros. Por fin. Un nuevo camino comienza y solo deseamos que sea el definitivo, el que nos conduzca a nuestra pequeña Canica. Me siento super emocionada y positiva como nunca antes lo había estado. Después de mi segunda (y última) IA que resultó ser horriblemente desastrosa (me vino la regla a cuatro días de la beta), necesité para y olvidarme de tratamientos. No quería seguir, no podía. No quería saber nada de inyecciones, controles, consultas, miedos, incertidumbres y demás. Necesitaba descansar a nivel emocional y mental. Y Rubio también. Y así lo hicimos. Nuestra última IA fue en septiembre del 2014 y, ahora, en los comienzos de enero de 2015, nuestras pilas están tan cargadas que siento que voy a comerme el mundo. Me siento tan ilusionada que no dejaré que nada me afecte.

Este es el mejor regalo de Reyes que me podrían haber dado. La ilusión de un nuevo comienzo.

Así que esta noche empezaré con Gonal y Menopur, y el próximo sábado tendré mi primer control de la FIV. En la próxima entrada prometo contaros al detalle cómo funcionan estas adorables inyecciones.

¡Hasta la próxima!

Anuncios

16 comentarios

Archivado bajo Mi FIV/ICSI

16 Respuestas a “ARRANCAMOS: COMIENZO DE MI FIV

  1. Buenísimas noticias!!! Los reyes se han portado súper bien!!!! Me alegro mucho!! Cuéntanos pronto 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Os deseamos muchisima suerte!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Ay que bien! A por todas!

    Le gusta a 1 persona

  4. Suerte preciosa!! que bien!! que ilu!! 🙂 cuéntanos como te va yendo 😀

    Le gusta a 1 persona

  5. Que bien….como me alegro…me has adelantao jejej yo estoy esperando regla para empezar FIV….así que te seguirè muy atenta….suerte guapa

    Le gusta a 1 persona

  6. Mucha suerte Elora!! Ay si yo empecé hace menos de un mes y ya perece que ha pasado mucho tiempo!! Disfruta cada paso, cada momento, es muy emocionante, es bonito aunque con momentos angustiantes, y es un paso enorme hacia tu bebé!! Yo lo he vivido con gran intensidad!!

    Mucha mucha suerte!! y que te crezcan muchos folis potentes!!

    Le gusta a 1 persona

    • Muchísimas gracias tesorito!! La verdad es que acabo de empezar pero estoy muy emocinada, con muchas ganas de vivir cada instante y disfrutar de cada detalle 🙂 Como tú dices, es un paso enorme hacia nuestros bebés! Y eso me parece realment emocionante 🙂
      Gracias por tus buenos deseos, bombón. Así da gusto vivir este proceso. Tomaré nota de tus consejos y lo viviré todo con gran intensidad 🙂
      Un besazo!

      Me gusta

  7. Qué alegría! Todo lo contrario me pasó a mí. Mi quiste tenía mogollón de estradiol y como llevaba ahí más de un año y ni el Omifín le había hecho nada, decidieron meterme en quirófano. A grandes males, grandes remedios, no?? jejeje
    MUCHISIMAS FELICIDADES POR ESTAR EN EL AJO!

    y oye, si vuelves a tener duda sobre la medicación, escribeme por twitter o por mail, lo que necesites ahí me tienes!

    Le gusta a 1 persona

    • Mi quiste se ve que también es un poco porculero, pero al menos no produce ningún tipo de hormonación. Ya lo tenía cuando fue mi segunda IA, tuvieron que medirme el estradiol y me aseguraron que todo estaba bien y aún así, me tiré un mes con anticonceptivas para ver si desaparecía. Pero nada, chica, se ve que está muy agusto conmigo jajaja
      Ayyy, no te puedes imaginar las ganas que tenía de estar metida en el ajo!!! 🙂 Jo, qué subidón de adrenalina jajaja
      Gracias por resolverme las dudas, tesori, la verdad es que estaba bastante confusa pero me dejaste muchísimo más tranquila 🙂 ¡Qué haríamos sin ti, Clara!
      Un besazo gigantesco!!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s