SUEÑO, CANSANCIO Y ECO DE LAS 20 SEMANAS

Perdonadme por la desconexión del blog últimamente, el sueño y el cansancio han regresado y parece que para quedarse por un tiempo indefinido conmigo. Tengo momento de mucha energía que aprovecho para hacer recados, salir a pasear con mis peluditos, ir de compras y demás, y tengo también momentos en los que me tiraría todo el día en el sofá vegetando, viendo la televisión o durmiendo como una marmota. He intentado actualizar antes, pero me ocasionaba tal pereza que acababa dejándolo y apagando el ordenador.

Aprovecho estos momentos de energía para contaros cómo va todo 🙂 Hace muy poquito me tocó la eco morfológica de las 20 semanas en el hospital (en realidad, ya estaba de 21+4). Estaba bastante nerviosa por si se veía algo que no estuviese bien en los peques (soy una agonías, lo sé), así que el día anterior me lo tiré un poco preocupadilla y deseando que todo fuesen buenas noticias. Por suerte, Rubio pudo acompañarme, cosa que me encanta porque por su trabajo casi nunca puede hacerlo y me da penita que se pierda momentos tan chulos como cuando los vemos moverse a través del monitor, pataleando y abriendo las manitos sin parar.

Os resumiré la eco de las 20 semanas para no enrollarme demasiado: los dos pequerrechos se encuentran en posición podálica (vamos, de culo), y pesan 430 gr Cacahuete y 480 gr Bizcochito 🙂 No me han dicho cuánto miden ni tampoco me han dado una fotito, pero bueno, lo importante es que los dos están perfectos y que todo parece ir viento en popa.

Hace unas semanas me preocupé bastante porque la barriga se me ponía “dura” de repente y se tiraba así horas, resultándome muy molesta esa sensación tan extraña de dureza, así que no me lo pensé demasiado y me planté en urgencias para comentarles lo que me estaba pasando. Por un momento pensé en no ir, me daba cosa que pensasen que soy una primeriza histérica, pero estar intranquila no es la mayor de mis aficiones y necesitaba respuestas.

En cuanto llegué y les conté lo que me ocurría, me atendieron enseguida y me llevaron al ala de partos, en donde me metieron en una habitación y me colocaron un monitor alrededor de la barriga para asegurarse de que no estaba teniendo contracciones. Las enfermeras fueron super amables y me tranquilizaron muchísimo, venían a verme cada dos por tres y contemplaban la pantalla del monitor tranquilas, diciéndome que todo estaba bien, que no había contracciones y que no tenía de qué preocuparme. Ya en consulta, la doctora me realizó una eco para asegurarse de que los peques estaban bien y me midió el cuello del útero, asegurándome que éste estaba largo y cerrado, tranquilizándome mucho.

Me recomendó una vida tranquila sin esfuerzos ni nada por el estilo, pero a fin de cuentas, una vida absolutamente normal. Le pregunté si había alguna explicación para mi barriga “dura” esporádica y me dijo que el útero es un órgano que se estira muchísimo durante el embarazo y que éste se resiente de vez en cuando (y en embarazos gemelares todavía más). Me aconsejó que debo sentarme y descansar cada vez que me vuelva a ocurrir, pero que no me preocupe siempre y cuando la dureza de mi barriga no vaya acompañada de dolor, pérdida de líquido o sangrado de ningún tipo. Me volvió a recordar que los embarazos gemelares tienen estas cosas y que no me preocupe, que todo está bien y los peques están perfectos.

Y yo, como soy muy obediente, le he hecho caso y he decidido no preocuparme en exceso, disfrutando de esta etapa al máximo. Me transmite mucha tranquilidad sentirles tanto como les siento, es increíble lo fuerte que me patean la tripa y a mí me encanta, se lo están pasando pipa ahí dentro y Rubio y yo no podemos estar más encantados. Hay momentos de miedos e incertidumbre, pero intento no dejarles demasiado espacio en mi cabeza. Espanto a manotazos a los malos pensamientos comprando ropita de bebé e incluso atreviéndome a pintar su habitación; es un método infalible para librarme del asqueroso miedo que me asalta en ocasiones.

Gracias a todas por estar ahí, por preocuparos y alegraros con cada avance 🙂 Para mí significa muchísimo, sois todas increíbles y ya os considero las ciber titas de mis dos chiquitines ❤

Os dejo con una foto de mi barrigola de 22 semanas. Me la saqué la semana pasada, ahora ya ha pegado un buen estirón otra vez 🙂

Mil besos!!!

CYMERA_20150731_183251

Anuncios

22 comentarios

Archivado bajo Segundo Trimestre

22 Respuestas a “SUEÑO, CANSANCIO Y ECO DE LAS 20 SEMANAS

  1. Ole esa barriguita! Que bien, es cierto que a mi comprar cosas para la peque o hacer cosas relacionados con ella , hace que se me esfumen los miedos.
    Yo aún no noto tanto a la peque, sólo si me siento y muy esporádicamente pero cuando la noto me saca una sonrisilla 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Es uno de los mejores métodos para apartar los miedos de nosotras 🙂 Mientras cotilleo entre mantitas, trajecitos y gorritos no pienso en nada más, solo en tenerles conmigo y ponerles esa ropita tan mona ❤ jejeje
      Ya verás que muy pronto notarás muchísimo a tu peque, supongo que los míos al ser dos ocupan más espacio y no me resulta muy difícil notar sus patadas 😉 Pero es una sensación increíble, ¿verdad?
      Besotes!!!

      Me gusta

  2. Que barrigota tan bonita! Déjate ya de miedos, todo va bien así que sólo disfruta!
    Y descansa mucho sister…que cuando estén aquí los peques no vas a poder! (típica frase vecinal) pero oye…todo el mundo al final da la razón.
    Quiero ver esa habitación cuando este preparada eh? Un besazo!!

    Le gusta a 1 persona

    • Creo que el cuerpo es sabio y si me pide tan ansiosamente que descanse y duerma es porque sabe que más adelante no voy a poder! 😉 jajaja
      Prometo subir alguna fotillo de su habitación cuando esté lista, qué ganitas de ver cunas y cositas de decoración… Todavía no me lo creo!
      Besotes amore!!!

      Me gusta

  3. Wooo que tripita como me gusta! La mía es igual pero en modo chicha ¬¬ Joo que guay que esté todo bien. Yo tengo la morfologica en setiembre. Espero que todo vaya bien! Lo de la tripa dura no serán las contracciones esas de Braxton? Se que empiezan en el 2º trimestre por lo general. Que susto! Bueno mientras no sea nada supongo que todo está bien. Muchos besos!

    Le gusta a 1 persona

    • Sí, yo también había leído sobre las contracciones de Braxton, aunque no estoy segura de que sean lo que me ocurre a mí porque mi barriga se puede tirar horas dura… Me han dicho que no me preocupe, que es normal, y eso haré: no preocuparme ni rayarme antes de tiempo 😉
      Jolín, qué rapido se me pasan vuestros embarazos!!! En septiembre ya tienes la morfológica, eso está a la vuelta de la esquina 🙂
      Besazos!!!

      Le gusta a 1 persona

      • ¡Si! Que ganas ya de que llegue setiembre jeje ahora en nada a partir de noviembre o octubre ahora no estoy segura, somos 3 las que vamos a la par entre mi circulo. Mi amiga Ana, luego la cuñada de mi mejor amiga y luego yo, el trio maravilla. Y si cuento los de el circulo online….¡ni te cuento! Ahora cuando me pasen a mi las contracciones estas fijo que me rallaré algo hasta saber que son jeje ¡Besos!

        Me gusta

  4. Mamaalcuadrado

    Me alegro vaya todo fenomenal!! A mi me paso lo mismo con el embarazo de mis mellis, se me ponía la tripa súper dura y he de decirte que en mi caso con el transcurrir de las semanas fue a peor. Pero cuando me pasaba me sentaba o me tumbaba y la cosa se relajaba. Los embarazos gemelares es lo que tienen que nos pasa de todo por partida doble!! Como mola tu tripita!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Ainss, eso mismo me han dicho: los embarazos gemelares es lo que tienen, que nos pasa de todo multiplicado por dos!! 😉 Ahora cuando se me pone durilla (qué mal suena jajaja) intento tumbarme o sentarme un buen rato, al final acaba relajándose y yo me quedo más tranquila.
      Menos mal que tengo experiencias de multimamás como tú para no volverme loca y así saber si lo que me pasa es normal o no 🙂
      Besazos!!!!

      Le gusta a 1 persona

  5. Ánimo guapi estás preciosa y ya pasando el ecuador

    Le gusta a 1 persona

  6. Yo aún no me atrevo a comprar nada… Lo acabaré haciendo, lo sé. No se si disfrutándolo aunque yo creo que también :). Ya has pasado el ecuador del embarazo y parece que todo marcha viento en popa a toda vela! Pero si, tu cuídate mucho que los gemelos dan más sustos que los que vienen en solitario y ante la duda más vale pecar de madre primeriza :). Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Yo antes tampoco me atrevía a comprarles nada, pasaba de puntillas por las secciones de bebé y ni siquiera me atrevía a asomar el ojo por allí. Ahora he perdido el miedo muy poco a poco (me ha costado muchísimo) y por fin me atrevo a comprarles ropita o fantasear incluso con su habitación y las cunitas. Verás como lo acabarás haciendo y disfrutarás muchísimo con esas compras 🙂
      Besazos!!!

      Me gusta

  7. ¡Ole! Eso de tener 3 corazones en tu interior debe ser una experiencia increíble 🙂

    Le gusta a 1 persona

  8. cigueña azul

    hermosa panzita !! ya te dijeron el sexo de tus bebitos ??
    Por cierto eso de la panza dura es todo un dilema, yo tuve trillizos y tambien la tuve dura a partir de la 21 o 22 semanas hasta el dia en que me alivie, asi que esa dureza nunca se quitara, solo hay que evitar esuerzos, un bezasoo a ti y tus chiquitines

    Le gusta a 1 persona

    • Sí, son dos niños ❤ Dos principitos que me convertirán en la reina de mi casa 🙂
      Me han comentado que lleve una vida tranquila y no haga esfuerzos innecesarios, que por lo demás todo está bien y no debo preocuparme 🙂 Ya veo que lo de la barriguita dura es más normal de lo que parece, y yo asustada por si les pasaba algo malo a mis bebés..
      Un besazo gigantesco para ti y tus peques!!!

      Me gusta

  9. eva

    Que alegria me das!!!!! El arcoires lo veras. Lo veremos. Con muchísimo afecto. Eva.

    Le gusta a 1 persona

  10. MarinaInes

    Aproximadamente hace una semana, por casualidad, me topé con tu blog, y hoy termino de leerlo de principio a fin. Llevo 7 días enganchada a tu emocionante historia, llorando, riendo, y alegrándome muchísimo, no sabes cuánto, Elora, por tus 2 regalitos, Bizcochito y Cacahuete, a los que pronto conocerás. Quizás porque me siento muy identificada con tus vivencias, sentimientos, miedos, impaciencias… y es que mi historia se parece mucho a la tuya.
    Mi marido y yo llevamos 4 años en esta horrible búsqueda, la que parece nunca llegar a su fin. Después de casi 1 año intentándolo por nuestra cuenta, mes a mes, negativo a negativo, entendimos que algo no iba bien, y decidimos consultar con mi ginecóloga, la que nos dijo que éramos demasiado jóvenes, y que siguierámos intentándolo 1 año mas, que estas cosas a veces cuestan, pero que en menos de 1 año llegaría nuestro bebé. Ingenuos de nosotros, le hicimos caso. Después de esta pérdida de tiempo (es lo que peor llevo, esperar… y que vaya pasando el tiempo), hemos pasado por 2 IAs y 1FIV negativas, y ahora, 4 años después, aquí estamos, a la espera de que por fin llegue el momento de la transferencia de nuestros 2 polluelos, que nos esperan pasando mucho frín o, como tú decías, con sus bufandas gordotas, esperando a que sus papás vayan a recogerlos.
    Mientras leía cada una de tus entradas, he sentido cada negativo contigo, porque también los he sufrido yo, cada llorera que contabas, los comentarios tan poco acertados de conocidas (uff, es que un día los mando a todos a la mierda), los embarazos de amigas, todas las piedras que te han puesto en el camino… Pero, sabes qué? cuando leí tu positivo, cuando supe que son 2 soles y no uno, cuando vi que Bizcochito y Cacahuete se hacen cada día más fuertes, lloré de verdadera alegría. A mí no me disgusta ni molesta ver tu preciosa barriguita de emarazada. Todo lo contrario. Me anima, y no sabes cuánto! Me siento tan identificada con tu historia, que pienso que si tú lo has conseguido yo también lo haré.
    Mi intención al escribir estas líneas (demasiadas, lo sé y lo siento), es darte las GRACIAS Elora, GRACIAS con mayúsculas porque hace una semana que soy mucho más feliz y positiva. Te deseo todo lo mejor para tu preciosa familia. Un beso.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias a ti Marina Inés por estas palabras tan bonitas que me escribes y por haberte tomado la molestia de leer el blog de principio a fin (ole tú!!). Cuando me dedicáis palabras tan bonitas y os involucráis tanto con el blog es cuando me doy cuenta de que una de las mejores decisiones que he tomado fue abrir este rinconcito virtual para desahogarme y conocer gente que estaba viviendo lo mismo que yo.
      Desde aquí te envío muchísimo ánimo en tus próximos movimientos en el mundo de los tratamientos. Es un camino largo, larguísimo, muy duro y agotador (solo nosotras lo sabemos) y nos merecemos que nuestros sueños se cumplan después de batallar tan duro y con tantas fuerzas.
      Muchísima suerte con vuestros dos polluelos, ojalá abandonen el frío polar para quedarse mucho tiempo en la casita mullidita de mamá 🙂 Después de mi primera transferencia negativa, no tenía muchas esperanzas de conseguirlo en el próximo intento. Me encontraba desanimada, con muchísimo miedo, aterrada de que otra vez obtuviese un negativo a cambio de tanta lucha y esfuerzo; por suerte, Bizcochito y Cacahuete se decidieron a quedarse y eso es justo lo que te deseo a ti también: que esos dos polluelos se queden contigo, demostrándote que todo merece la pena, que todo nuestro amor tendrá un bebé al que dárselo.
      Muchísima fuerza, preciosa, ojalá muy pronto me escribas para darme grandes noticias 🙂 Un besazo enorme y millones de abrazos!!!

      Me gusta

  11. Ohhhh el ecuador ya, muchas felicidades, ya queda poquito!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s