Archivo de la categoría: Las personas de mi vida

ANÉCDOTAS DE UNA NOCHE DE FIN DE AÑO

Como desde hace varios años, Rubio y yo nos repartimos las fiestas entre su familia y la mía. Ya que Nochebuena la pasamos con mi familia política, fin de año tocaba con la mía. Todos los años es igual: anécdotas y bromas antes de las uvas, y copas y más bromas después de las uvas. Sin embargo, esta vez ocurrió algo diferente, algo que me removió el estómago y me provocó una sonrisa de oreja a oreja durante toda la noche.

Nos comimos las doce uvas, yo pedí en silencio que este nuevo año que entra por fin sea el nuestro y todos brindamos con alegría. Champán y sidra por todas partes, copas chocando, líquido derramándose, el corcho de las botellas volando sobre nuestras cabezas. Rubio y yo nos miramos a los ojos y nos besamos medio sonriendo; creo que los dos pedimos el mismo deseo. Y, entonces, toda mi familia se puso en pie y empezó a gritar con alegría deseos en voz alta, deseos cuyos protagonistas éramos nosotros.

“- ¡Arriba las copas! ¡Por Elora y por Rubio! ¡Porque este año se cumpla su deseo!”

“- ¡Vengaaa, que ese bebé cada vez está más cerca!”

“- ¡Vais muy bien, chicos, lo vais a conseguir! ¡Este año es el vuestro!”

“- ¡Ya falta menos! ¡Casi lo habéis conseguido!”

Vi la alegría en los rostros de Super Papás, la felicidad en la cara de Tía Favorita, el orgullo en las miradas de Abuelo Tierno y Abuela Dulce. Y levanté la copa y brindé; brindé por mis sueños y por los de Rubio, brindé por ser más fuerte cada día, brindé por no rendirme ante las adversidades, brindé por comerme el 2015 con patatas. Me sentí querida y comprendida pero, sobre todo, me sentí increíblemente agradecida. Rubio me miraba con ojos tiernos y sé que él sentía lo mismo que yo. Que Canica no solo es deseado por nosotros, sino por toda la gente buena que nos rodea.

Y entonces me dije… Tanta gente buena deseándonos lo mejor y enviándonos tantas energías positivas debería ayudar, ¿no? Quiero creer que este será el año en el que se cumplirán mis sueños (y el de todas las luchadoras que comparten mi camino), el año en el que todo habrá merecido la pena. Si encontrase un trabajo con el que romper la monotonía del día a día ya sería lo más de lo más!

A este 2015 solo le pido felicidad, alegría, mucho amor y salud para disfrutarlo con Rubio, mi familia y mis amigos. De lo demás, ya me ocupo yo. Sea como sea, lo conseguiremos. Y este año me trae muy buenas vibraciones.

17738-fly-away

Anuncios

13 comentarios

Archivado bajo Caóticos pensamientos, Las personas de mi vida

LAS PERSONAS DE MI VIDA: MI RUBIO FAVORITO

Continuando con la nueva categoría que he creado recientemente, esta vez me gustaría hablaros de alguien muy especial, alguien que consigue arrancarme sonrisas en los peores momentos, alguien capaz de cometer la mayor estupidez de todas sólo por hacerme feliz. Decir que es la persona más increíble que he conocido nunca sería quedarme corta.

Él lo ilumina todo con su presencia. Si tengo un día horrible, él consigue modificarlo, darle la vuelta y arrancarme una sonrisa, que aunque no sea plena, sí es sincera. Y si no puede arreglar mi día horrible, no pasa nada, él se queda tumbado junto a mí en la cama, me abraza y ya está. Porque a veces no necesitamos palabras de ánimo, es suficiente con que nos sintamos arropadas, y yo me siento exactamente así siempre que le tengo cerca.

Cuando me mira con sus bonitos ojos de largas pestañas, tengo la sensación de que mira directamente a mi alma, que sabe exactamente lo que pienso porque a veces ni siquiera necesito explicar lo que me ocurre.

DSC01617

Cuando nos conocimos no éramos más que unos críos, unos niños que no tenían ni idea de a dónde les llevaría ese tonteo entre clase y clase. Y decidimos casarnos y formar una familia, creyendo que nuestros sueños siempre se cumplirían. Hoy en día hemos comprobado que hay que luchar por los sueños, perseverar e insistir, porque al final lo único que es verdad de todo esto es que si no lo intentas, no lo conseguirás jamás. Y si volviese a vivir de nuevo, si volviese atrás en el tiempo, siempre lo elegiría a él, con sus virtudes y sus defectos, con sus manías y sus detalles adorables, con sus locuras y sus bromas, porque al final del día es él quien me reconforta y hace que me sienta a salvo.

Rubio es una de las mejores personas que podría haber conocido nunca y cada día agradezco que se haya topado en mi camino hace tantísimos años. Es una persona auténtica de verdad, con sus valores bien definidos, sus propias ideas y pensamientos, siempre seguro de sí mismo y de lo que puede llegar a hacer. Es una persona positiva y optimista, nunca se rinde. Y me motiva a continuar siempre que nos caemos.

Rubio es realmente perfecto gracias a sus imperfecciones, ellas lo hacen tan condenadamente adorable e increíble. Sí, es un terco y un cabezota cuando se lo propone, pero tan pronto como se enfada, desaparece su rabieta y comienza a reírse, contagiándose su risa.

Esta horrible infertilidad ha trastocado nuestros planes de ser papás por ahora pero, en cambio, nos ha unido todavía más, llevándonos a otro nivel. Esta maldita infertilidad me ha hecho ver que tengo al mejor marido del mundo, que cada día consigue enamorarme un poquito más con sus detalles y que los dos juntos luchamos por un mismo sueño cogidos de la mano, apoyándonos en el camino. Es reconfortante saber que si me fallan las fuerzas, él siempre está para ayudarme.

Sé que será un gran padre. Un padre cariñoso, entregado y enamorado profundamente de su bebé.

Y será entonces cuando nos sintamos plenos por completo. Formaremos una bonita familia y todo esto habrá tenido sentido.

Te quiero muchísimo, mi vida. Gracias por cada día que me das a tu lado.

7 comentarios

Archivado bajo Las personas de mi vida

LAS PERSONAS DE MI VIDA: SUPER MAMÁ

Me he dado cuenta de que últimamente mis entradas se han visto dominadas o mal aconsejadas por el pesimismo o la falta de positivismo, así que he decidido darle una vuelta y hablaros de personas que siempre me arrancan una sonrisa. Me gustaría acercaros más a mi entorno, que conozcáis a esas personas increíbles que me rodean y siempre buscan lo mejor para mí. Quiero que descubráis el mundo de Elora y porqué estoy tan enamorada de mi familia y amigos (los buenos, los de verdad, los que están en las buenas y en las malas). Hace tiempo añadí una nueva categoría a mi blog que decidí llamar “Las personas de mi vida”. Así que aprovecharé esa categoría para presentaros y hablaros lo mejor que pueda de las auténticas personas de mi vida.

No podría haber empezado por otra persona. Ella es increíble, una de las mejores personas que forman parte de mi vida.

retocadaSuper Mamá nunca piensa en ella porque continuamente está pendiente de los demás. Ella sólo quiere que todos seamos felices. Y su amor es tan desinteresado, tan puro y tan real, que se me encoge el corazón de sólo imaginar el tremendo sentimiento que debe de ser el amor de una madre. Super Mamá siempre está presente, siempre consigue hacerme sentir que no estoy sola. Es la persona que soporta mis pajas mentales y mis bajones en la gran mayoría de las ocasiones como buenamente puede, abrazándome y llorando conmigo. Super Mamá no necesita calmar mis lágrimas con palabras tontas o frases de ánimo típicas y para nada acertadas; no, ella no funciona así. Ella simplemente está ahí, a mi lado, en silencio, aguantando mi llorera. Es una persona que no siempre consigue comprenderme del todo pero que no por ello me juzga. Ella no siempre comprende porqué no quiero ver bebés o mujeres embarazadas, pero lo acepta y no comenta nada malo ni desacertado. Simplemente lo acepta, porque sabe que no me encuentro en un buen momento y eso es lo mejor para mí.

Me gustaría hablaros del corazón puro y lleno de amor que posee. Fue ella la que me inculcó el amor y el respeto por los animales, por la naturaleza, por todo cuanto me rodea. A Super Mamá le duele profundamente el abandono masivo de animales que nos caracteriza en este país, ella no comprende cómo alguien puede abandonar a una criatura tan indefensa que depende de ti para todo. No entiende cómo alguien puede jugar con el cariño y el amor de esos animales, abandonándolos a su suerte en la cuneta de cualquier carretera. Super Mamá es animalista y coopera en una protectora de animales, dando todo a cambio de nada. Ella no necesita nada más que el amor incondicional y puro de un peludete para sentirse mejor. La he visto llorar en muchas ocasiones ante la indiferencia y la crueldad del ser humano. Ella sufre demasiado porque no puede ayudarlos a todos.

Super Mamá también es la que se traga mis peores berrinches o enfados. Sé que no debería hacerlo, pero a veces pago mi frustración con las personas que más quiero. Pero ella siempre está ahí, aguardando a que mi enfado desaparezca. Y desaparece, ya lo creo que lo desaparece. Cuando recibí mi primer negativo, sólo necesité bajar las escaleras y mirarla a los ojos. No tuve que decir nada. Ella avanzó rápidamente hacia mí y me abrazó con fuerza, enterrándome en sus brazos cálidos y llenos de amor. Y mientras me abrazaba y lloraba conmigo, me pidió que continuase luchando, que este contratiempo no detuviese mis sueños.

Super Mamá es el pilar de mi familia, la persona que nos une a todos, que siempre desea tener a toda su familia bajo su techo. Es una de las personas más importantes de mi vida, aunque no siempre se lo diga.

Será una gran abuela, estoy segura de ello, porque es una gran madre.

Y sólo espero que, algún día, yo pueda ser la mitad de maravillosa que ella en esa misma faceta.

Te quiero mamá!

15 comentarios

Archivado bajo Las personas de mi vida

ME GUSTARÍA DECIRTE QUE…

Imagen

Me gustaría decirte tantas cosas que las palabras se me rompen en la garganta. Canica, quiero que sepas que papá y mamá no dejan de buscarte, que cada paso dado es un paso más cerca de ti, que aquí estamos esperándote, deseando que pongas patas arriba nuestras vidas.

Me gustaría contarte lo increíble que es papá. Tu papá. Él siempre estará dispuesto a apoyarte, a emprender cualquier aventura alocada contigo o, simplemente, tenderte su mano cada vez que lo necesites. Porque él está deseando conocerte, Canica. Cada día lo veo más ilusionado, más motivado, con más ganas de luchar. Él quiere quererte, amarte, demostrarte que tú estás hecho para nosotros. Es una persona increíble. Y te sentirás tan orgulloso de poder decir: “Él es mi papá”. ¡Él siempre sacará tiempo para jugar contigo! Porque, en realidad, tu papá es un niño grande, ¿sabes? Jugará contigo a la pelota o a las casitas, ¡a lo que tú quieras! Y verás cómo te sonríe, cómo se le llena el alma cada vez que le cojas la mano, cada vez que te quedes dormido entre sus brazos, haciéndole sentir vulnerable.

Y cuando te vea por primera vez, cuando contemple embobado tu cara preciosa y dulce, se enamorará tan perdidamente de ti que no sabrá cómo ha podido vivir hasta ahora sin alguien como tú. Y, cuando le conozcas por fin, mi Canica, sabrás de lo que hablo. Porque él ya te quiere incluso antes de que existas. Y, créeme cuando te digo, que él siempre estará aquí para ti.

Me gustaría hablarte de lo mucho que deseamos que estés con nosotros. Me gustaría decirte que hemos aprendido a cambiar lágrimas por sonrisas, malos momentos por cenas fueras de casa, enfados tontos por bromas aún más tontas. Aquí todo te está esperando!

Me gustaría hablarte también de tu mamá. De mí. De la persona en la que me has convertido incluso antes de estar aquí. Tu mamá antes no era tan fuerte como ahora, ni tan paciente, ni tan soñadora. Esas cualidades se las has otorgado tú! Tu mamá a veces está triste porque siente que está haciendo algo mal, en ocasiones se siente culpable de que todavía no estés aquí. Pero en seguida se le pasa cuando papá va a buscarla y la hace reír. Mamá te quiere con todo su corazón, Canica. No será la madre perfecta (ni intentará serlo) pero será la persona que te haga sentir que todo va bien, que eres libre de ser como quieras, que jamás te dará la espalda cuando algo te atormente.

Me gustaría decirte que serás un regalito, un trocito de cielo, mi corazón fuera de mi cuerpo, mi bebé precioso de carita tierna.

Y, mientras, aquí estaré, soñándote cada día. Te quiero, bebé.

“Duerme, duerme, aquí estaré,

las nubes serán tu colchón.

Que ni el viento ni la brisa te dejen

de acariciar, pues tú eres mi Don.

Duerme, duerme…”

Deja un comentario

Archivado bajo Las personas de mi vida

FELIZ DÍA, SUPER MAMÁ

Super Mamá, hoy es tu día. Hoy y los trescientos sesenta y cuatro días restantes del año. Nunca he sido muy partidaria de esas fechas tan comerciales, pero aprovechando que oficialmente en el calendario es el día de todas las mamás, no podía faltar en mi espacio loco y personal una nota dedicada a ti.

Super Mamá me enseñó a crecer sin prejuicios, sin juzgar a nadie, a pensar libremente por mí misma y a proteger con garras y dientes todo aquello en lo que yo creyese. Super Mamá no juzga, no pone en entredicho, no cuestiona con ojos entrecerrados exigiendo una explicación. Ella apoya incondicionalmente, tiende la mano sin pensar en las consecuencias, ofrece sin pedir nada a cambio. Super Mamá me enseñó a ser quien soy: una mujer inconformista que lucha por sus sueños. Porque ella me enseñó a soñar, me aseguró que los sueños hacían libres a las personas.

Ella siempre me impulsa a continuar, a avanzar con los pies en la tierra. Porque Super Mamá no quiere verme sufrir. Ella sufre porque Canica todavía no ha aparecido en mi vida. Me ha limpiado las lágrimas tantas veces que incluso he perdido la cuenta. Super Mamá no necesita animarme con frases estúpidas y edulcoradas, no, ella no funciona así. Me abraza, me aprieta contra su pecho y deja que le ensucie la blusa con mis lágrimas imposibles de detener. Tal y como hacía cuando yo era pequeña.

Me siento tan orgullosa de la mujer que eres, mamá… Una mujer de los pies a la cabeza, una mujer que lo da todo por el bienestar de su familia y de los suyos. Hace años, Super Mamá nos dio un buen susto, estaba malita y pensamos que las cosas no saldrían tan bien como nosotros deseábamos, pero ella lo hizo, salió de aquel quirófano triunfante, más fuerte de lo que había sido nunca. Desde entonces, no puedo separarme de ella. No quiero. Sí, necesito a mi madre en mi vida, ¿y quién no? Ella siempre está ahí para mí, es mi mejor amiga, la persona que más me comprende. Sin ella, mi búsqueda de Canica no sería tan llevadera.

Ay, Canica, cuando estés aquí por fin, la conocerás y sabrás de lo que hablo. Te sentirás tan orgulloso de que forme parte de tu vida como yo lo siento ahora. Te cantará nanas preciosas para que te duermas, te acunará entre sus brazos protectores, te dirá que eres el bebé más bonito que ha visto jamás, te querrá de un modo tan incondicional y tan puro que sentirás que eres la criaturita más afortunada del planeta. Y llorará la primera vez que te vea y te coja en brazos, y sonreirá cuando tú sonrías, y se sentirá tan completa con tu presencia que no dejará de regalarte momentos inolvidables cada día. Porque ella también te está esperando, Canica. Está deseando que vengas para poner su mundo patas arriba. Y, cuando te conozca por fin, imagina cuánto te querrá!

Gracias por todo, mamá. Ojalá algún día pueda ser la mitad de maravillosa que tú en esa misma faceta. ¡Eres la mejor!

Te quiero hasta la luna y de vuelta.

Imagen

Super Mamá y yo. ¡Me encanta esta foto! Vaya dos monadas, ¿eh? 🙂 

No soy muy partidaria de mostrar fotos tan personales, pero creo que la ocasión lo merece. 

3 comentarios

Archivado bajo Las personas de mi vida

COSAS QUE HACER PARA DISTRAERTE

Ayer, primero de Mayo, además de ser festivo fue un día de flojera total y absoluta, un día en el que dormir hasta tarde estaba permitido y vaguear sin hacer nada estaba más que justificado. Rubio y yo nos levantamos tarde, dormimos como dos niños pequeños hasta que la pereza de estar tirados en la cama nos hizo abrir las ventanas y subir las persianas para disfrutar del magnífico día que teníamos en Galicia, también conocida como “El Reino de las Lluvias Perpetuas”. Los últimos días había regresado el mal tiempo, como ya es costumbre, y el cielo encapotado y gris parecía que no quería abandonarnos. Había estado lloviendo también, lo que es un auténtico engorro si tienes en casa a tres peluditos que se pasan por el forro la climatología y sólo buscan salir a pasear como caballos desbocados.

Así que Rubio y yo nos levantamos, desayunamos y salimos a pasear con nuestros peludetes, que disfrutaron como enanos con el buen tiempo y el calorcito agradable que se había instalado en Mi Rincón Favorito. Grandullón Amoroso se lo pasó en grande tirándose por la hierba y corriendo detrás de los pajaritos, mientras que Saltarín Inquieto lo investigaba todo a su alrededor, hiperactivo como siempre. Muñequita Linda es la más tranquila y caminaba despacito a mi lado, observándolo todo con sus grandes ojos curiosos de color miel.

Imagen

Imagen

Más tarde, asistimos a un torneo de fútbol en el que participaban los más peques de mi familia y nos llevamos a nuestros “tres hijos con patas” para que no se quedasen solos en casa. Grandullón Amoroso estuvo tentado en más de un millón de ocasiones de saltar al campo para atrapar los balones, así que Rubio tuvo que atarlo con la correa para que se quedase a nuestro lado. De haber podido, nuestro Grandullón habría saltado al campo para echarse unas carreras con los peques y de paso robarles la pelota! Jajaja Grandullón Amoroso adora jugar!

Fue una mañana fantástica en la que nos divertimos muchísimo y estuvimos entretenidos en cada momento. Comimos con Super Mamá y Super Papá, que se interesaron por nuestros avances en la S.S., y más tarde, llegó todo EL MUNDO: Tía Favorita con mi tío y sus dos hijos, Tío Manitas con mi tía y sus dos peques, Abuela Dulce y Abuelo Tierno y, por supuesto, nuestra pequeña familia de peludetes, a los que se sumó Pequeño Fanfarrón y Gran Ladrador, los perrillos de Tío Manitas y Tía Favorita respectivamente. En mi familia, el amor por el animales se ha heredado de generación en generación, así que cuando nos juntamos, no nos olvidamos de ellos y siempre los hacemos participes de cada celebración o quedada dominguera.

Nos lo pasamos en grande. Rubio jugó al fútbol con los peques de la casa, Super Papá se tumbó en la hamaca mientras Grandullón Amoroso intentaba subirse también y los demás montamos un despliegue en el jardín digno de una boda con mesas, sillas y todo tipo de guarradas para picar. (¡A la porra la comida sana!) 

Y, después, salimos todos a pasear con nuestros amores peludos. Hacía una tarde fantástica, ¿verdad?

Imagen

Me encanta la naturaleza y siempre que salgo me llevo la cámara para fotografiar cada instante. Adoro la primavera por todo lo que aporta visualmente, el color variadísimo de las flores que inunda los campos y las ramas de los árboles mientras la vida revolotea a mi alrededor. Todas las fotos que subo a mi blog, están sacadas por mí. Espero que os gusten!

Imagen

Dentro del mundo de la infertilidad, distraerte y mantener la cabeza ocupada es una de las cosas más importantes y que más te ayudarán a sobrellevar el camino. Yo intento distraerme paseando, leyendo, enganchándome a nuevas series, escribiendo y pasando mucho tiempo con mis amigos, con los que las horas parecen minutos y siempre disfruto de su compañía. Y si tienes el apoyo de tu familia, mejor que mejor!! Por suerte, Rubio y yo contamos con el apoyo incondicional de mi Super Familia y nunca me cansaré de agradecerles todo lo que hacen por nosotros.

Estos últimos días han transcurrido muy deprisa. El seminograma que nos pedía la S.S. lo dejamos listo esta misma semana, al igual que mi analítica de la progesterona en el día 23 de mi ciclo. Ahora, tengo que llamar para ver los resultados y ver cuál es el siguiente paso que nos piden.

Por nuestra parte, Rubio y yo estamos un tanto indecisos. Tenemos tantas ganas de empezar que nos gustaría llamar a la clínica privada y decirles que cuenten con nosotros para YA MISMO. Pero las prisas no son buenas consejeras y por mucho que empieces antes un tratamiento, no significa que acabará mejor. ¿Qué hacer? Todavía no lo tenemos decidido del todo.

Dudas, dudas y más dudas…. ¿Alguien dijo que esto sería fácil?

Os dejo una última foto, una de la que más me gustan del día de ayer. Aquí estamos Rubio y yo pidiendo que nuestro deseo se haga realidad. Bonita, ¿verdad? Ojalá fuera tan fácil como eso!

Imagen

Soplando para que Canica se decida a aparecer. Te esperamos, cielo. Papá y mamá te buscan incansablemente.

Deja un comentario

Archivado bajo Caóticos pensamientos, Cosas de mi mundo, Las personas de mi vida

UN PASO MÁS CERCA

NOTICIÓN! NOTICIÓN! NOTICIÓN!

Ayer me encontraba yo maldiciendo la lentitud de la Seguridad Social, enfurruñada porque Rubio y yo llevábamos un mes esperando por un seminograma y hoy… Hoy la S.S. me ha hecho: ZAS! EN TODA LA BOCA! Jajaja (Esto imagináoslo con la voz y el careto de Sheldon Cooper, mi personaje favorito de The Big Bang Theory).

Esta mañana estaba yo aburrida en casa, enfundada en mi chándal y dándolo todo en la cinta de correr mientras fuera llovía como si del último diluvio se tratase, cuando sonó el teléfono en el salón. He de confesar que en un primer momento no escuché la melodía del teléfono porque cuando camino/corro, suelo hacerlo con la música bien alta a través de unos pequeños altavoces sin cables que me regaló Rubio. “¡Coño! ¡El teléfono!”, dije toda apresurada.

-¡Voooooooooooy!-el teléfono no dejaba de sonar y yo todavía intentaba pausar la máquina para poder bajarme-. ¡Que ya voooooooy, leches!-pulsé el STOP, la dichosa cinta dejó de moverse y corrí a toda pastilla atravesando la casa hasta llegar al salón. Si es que al final me escoño, pensé antes de contestar-: ¿Sí?

Me llamaban del hospital y preguntaban por Rubio. Les dije que era mi marido y que estaba trabajando, que si yo les valía para darle el recado. No hubo ningún problema. La chica con la que hablé me dijo que me llamaban con el motivo de un estudio de fertilidad y que la cita para el seminograma sería en apenas unos días.

Imagen

¡Sí! ¡Sí! ¡Sí!

Pensé que serían más lentos, la verdad! Y yo aquí maldiciéndoles y dejándolos quedar fatal. Una vez que el seminograma de Rubio esté lito, tengo que pedir cita para recoger los resultados y pasaremos al siguiente paso. Deduzco que lo próximo que me pedirán será una histerosalpingografía y, aunque yo ya la tengo hecha recientemente a través de una clínica de radiología privada, estoy segura de que me pedirán volver a repetirla porque la S.S. prefiere tener sus propias pruebas. Y, claro, con lo laaaaaaaaaaargos que son mis ciclos, puedo morirme de asco mientras la rojita se decide a aparecer!

La paciencia es una virtud y, aunque yo siempre me he considerado una persona bastante impaciente, este recién descubierto mundo de la infertilidad me ha obligado a ser mucho más paciente. Ya no pienso en las cosas a corto plazo, prefiero pensar en un futuro más lejano y no tan próximo para que la espera no se transforme en algo imposible de llevar. Siendo sincera, es algo fácil de decir pero no de hacer. Antes, solía impacientarme a la mínima. Cualquier espera me parecía eterna. Con el paso del tiempo, he aprendido a relajarme y pensar a largo plazo. ¿Que cómo lo hago? Voy a contaros algunas de las cosas que yo hago para distraerme:

Leer. La lectura siempre ha sido una de mis grandes pasiones; desde muy pequeñita siempre llevaba un libro conmigo a todas partes. Leer me distrae, me cautiva, me transporta a otros lugares de ensueño y misterio, provoca que me coma las uñas hasta los nudillos de pura tensión. He de reconocer que mis preferidas son las novelas románticas paranormales. Sí, me encanta todo lo que tenga que ver con vampiros, licántropos, brujos, magos, demonios… si tienen una buena historia de amor de fondo. Hace unos años, descubrí una saga que me cautivó en todos los sentidos. La autora es española (un punto a su favor; hasta ahora sólo había leído a escritoras americanas) y todo lo que escribe me parece pura magia. Consigue atraparte desde la primera página, provocando que no te vayas a dormir hasta que no termines ese capítulo que te está volviendo loca. ¿El nombre de la saga? La Saga Vanir y yo os la recomiendo de todo corazón. También suelo leer a Kresley Cole, Charlaine Harris, Laura Gallego, etc. Leer me entretiene muchísimo y mantiene mi cabeza ocupada, que es justo la finalidad de todo esto.

Escribir. Desde que escribo mi propio blog, sobrellevo mis emociones mucho mejor. Antes, me sentía atrapada, atacada por mis propios pensamientos, me atragantaba con todo lo que quería decir y no podía. En un momento de bajón de los grandes, me decidí y abrí mi propio blog, en donde podría expresar mis sentimientos sin temor a que me tachen de obsesiva. Ha sido la mejor decisión que podría haber tomado nunca. ¡Me encanta abrir la puerta a mi propio mundo y contaros todo lo que se pasa por mi cabeza! (Que no es poco). Además, desde muy pequeña, siempre he tenido mucha imaginación, de ahí que me encante escribir poesía o mis propios relatos e historias, que me mantienen distraída durante horas. Rubio siempre dice que debería dedicarme a esto, que mi profesión siempre ha sido la de una escritora de romántica adulta paranormal. Que mi cabecita es un hervidero de ideas, vamos. ¡Ay! ¡Ojalá fuera tan fácil!

Pasear. Sí, parece una tontería, pero a mí dar largos paseos me ayuda muchísimo a distraerme. Tengo la suerte de la matriarca de una pequeña familia de peludos, así que siempre que el tiempo nos lo permite tanto yo como Grandullón Amoroso, Saltarín Inquieto y Muñequita Linda nos vamos a pasear hasta que acabamos realmente agotados. Por suerte para mí, vivo en un pequeño pueblecito a pocos minutos de la ciudad, así que disfruto de las tranquilidad que me otorga estar rodeada de naturaleza sin alejarme demasiado de las ventajas que posee la ciudad. Aquí, en mi pueblecito (llamémoslo a partir de ahora Mi Rincón Favorito), las casas parecen estar engullidas por la espesa vegetación y el gran monte que los animalistas como yo utilizamos para pasear con nuestros peludos. Pasear siempre me ayuda. Los momentos de bajón desaparecen cuando interactúo con la naturaleza: las ramas de los árboles se mueven al ritmo que marca la caprichosa brisa, los pajaritos revolotean sobre mi cabeza, Grandullón Amoroso corre despreocupado con su pelota en la boca, Saltarín Inquieto inspecciona cada centímetro del camino persiguiendo bichitos como un loco y Muñequita Linda se queda rezagada como siempre, absorta en el vaivén de las hojas de los árboles sobre su cabeza. Los fines de semana Rubio nos acompaña y el paseo se hace mucho más divertido. Hablo mucho con mis peludos pero ellos nunca contestan, para variar está bien conversar con alguien de mi misma especie! jajaja

La familia. Aunque siempre me ha gustado solucionar mis problemas por mí misma, he de reconocer que refugiarme en mi familia siempre ha sido mi mayor debilidad. Mi familia está muy unida, somos una piña y nos preocupamos los unos por los otros, ofreciéndonos ayuda para solucionar cualquier mínimo problema. Super Papá y Super Mamá son geniales y para Tía Favorita no tengo más que palabras de agradecimiento, pero además, Abuelo Tierno y Abuela Dulce son más de lo que podría desear. A pesar de su edad, mis abuelos nunca han sido unas personas “chapadas a la antigua” ni nada por el estilo. Siempre los he admirado por haber sabido adaptarse a los tiempos que corren. Con ellos puedo hablar de mi infertilidad y mis tratamientos sin miedo al qué dirán o a que no me comprendan. Abuela Dulce siempre se interesa por Rubio y por mí después de cada consulta. Yo le cuento qué tal ha ido, qué es lo próximo que tenemos que hacer y mis esperanzas en todo esto. Después de la histerosalpingografía del otro día, la llamé y hablé un buen rato con ella. La pobre estaba preocupada y sólo quería asegurarse de que yo estaba bien. Además de lo unida que está mi familia, tengo el gran privilegio de vivir muy cerca de ellos. Ni siquiera tengo que desplazarme en coche para verles. Todos vivimos en Mi Rincón Favorito y los domingos comemos todos juntos en la casa de mis Super Papás, disfrutando entre risas, bromas y las anécdotas de Super Papá, que siempre son para partirse. El apoyo de la familia es muy importante en todo este proceso y yo nunca me cansaré de agradecerles lo bien que se portan con Rubio y conmigo.

Los amigos. Además de la familia, los amigos también son muy importantes en todo este proceso. Sin unos buenos amigos en los que poder apoyarte, todo esto se hace más difícil de sobrellevar. De mi círculo de amigos más cercano, muy pocos lo saben. Tan sólo tres de mis amigas saben lo de la búsqueda de mi Canica. Ellas me apoyan y me escuchan, sin juzgar, tan sólo preocupándose por mí y apoyándome incondicionalmente. Aunque lo de los amigos y el mundo de la infertilidad es un mundo a parte. No todo el mundo reacciona tal y como tú esperabas. Yo he tenido que escuchar frases tipo: “Estás obsesionada, todo está en tu cabeza”. “Cuando te relajes y dejes de pensar, te quedarás embarazada”. “¿De verdad es tan importante ser madre?” de gente con la que no tengo tanta confianza pero que se han enterado al vernos en las consultas o a saber cómo. Como ya os he dicho, a lo largo de todo este proceso, habrá mucha gente que os sorprenderá, tanto para bien como para mal. Yo me he llevado varios chascos de gente de la que nunca me lo habría esperado, pero también me han sorprendido para bien ciertas personas con las que no contaba que se interesasen tanto por mí.

Diversiones fuera de casa. Ir al cine, salir a cenar, tomar algo con buenos amigos, mini escapadas románticas o todo lo que se os ocurra para divertiros y pasar un buen rato. Como la cosa tampoco está para ir al cine cada fin de semana, Rubio y yo solemos tirar mucho de videoclub y comprar palomitas, golosinas y chucherías en toneladas industriales y pasar un fin de semana entre películas, sofá y mantita. Cuando salimos a cenar, nos va mucho el rollo de bocatas y terraceo; no somos mucho de restaurantes, la verdad. Este fin de semana saldremos a cenar y a pasar un buen rato; Rubio se ha hecho un año más mayor y queremos salir a distraernos con nuestros amigos.

Imagen

– Y, por último, todo aquello que os haga feliz, siempre será bienvenido para hacer esta espera más llevadera.

Y ya está. No hay más secretos.

Me siento feliz de que finalmente nuestras pruebas en la S.S. vayan avanzando. Tendré que llamar a la clínica privada y decirles que nos den un poco más de tiempo, aunque Rubio está deseando empezar y la clínica le ha dado tan buena espina, que no quiere demorarlo más. No quiero pecar de impaciente y sé que llevar todo el proceso por lo público nos ahorrará muchos gastos, pero a mí la clínica privada también me ha dado buenas vibraciones y eso es algo que no puedo pasar por alto. En cuanto tenga los resultados de mis análisis hormonales en mi poder, decidiremos qué hacer.

No hay nada como tener un mar de dudas danzando por tu cabeza, ¿verdad? Me iré a leer un rato…

Deja un comentario

Archivado bajo Caóticos pensamientos, Cosas de la infertilidad, Las personas de mi vida