Archivo de la etiqueta: amor

MI PEQUEÑO DESTELLO DE LUZ

Y ya estás dentro de mí. Una diminuta lucecita blanca, un destello de esperanza tan lleno de vida. Mi vida, mi pequeña estrellita, mi sol brillante que me ha hecho recuperar la ilusión.

No me esperaba que el momento fuese tan mágico, nuestro primer encuentro, el cara a cara de una futura mami y su pequeño embrioncito. Te vi, tan pequeño y vulnerable, y no pude evitar amarte y enamorarme de tu extraña simetría. Y te protegeré y te cuidaré, porque tú eres lo que más quiero y solo deseo que decidas quedarte conmigo.

Son extraños los sentimientos que me despiertas… ¿Cómo puedo quererte con tanta intensidad, sentir que eres mío y parte de mí, saber que removería cielo y tierra solo por tenerte a mi lado, si no eres más que una diminuta forma en un monitor? Supongo que la respuesta es sencilla: porque eres mío, formas parte de mí, eres la pequeña esperanza que tanto necesitaba.

Y no puedo creerme que existas, que te hayas formado, que seas el principio de una vida que podría quedarse conmigo. No existen palabras para describir este amor loco de una futura madre y su embrioncito campeón; porque es eso: auténtica locura.

Te vi entrar en mí convertido en un destellito precioso de luz blanca. Se me hizo un nudo en el estómago y no pude evitar emocionarme. ¡Ahí estabas! Tímido pero también impaciente, entrando a toda prisa. Papá y yo nos quedamos embobados viéndote en la pantalla, ¿cómo puedes ser tan mágico? Y desde ayer, miramos tu foto, imaginándonos que te quedas con nosotros.

En casa me cuidan mucho para que estés bien calentito y cómodo, ¿sabes? Papi nos cubre con mantas gordas y no deja que me levante del sofá. Si pudieras comprender la falta que nos haces…

Te quiero, cielo. Tanto que hasta duele.

Anuncios

24 comentarios

Archivado bajo Mi FIV/ICSI

LAS PERSONAS DE MI VIDA: MI RUBIO FAVORITO

Continuando con la nueva categoría que he creado recientemente, esta vez me gustaría hablaros de alguien muy especial, alguien que consigue arrancarme sonrisas en los peores momentos, alguien capaz de cometer la mayor estupidez de todas sólo por hacerme feliz. Decir que es la persona más increíble que he conocido nunca sería quedarme corta.

Él lo ilumina todo con su presencia. Si tengo un día horrible, él consigue modificarlo, darle la vuelta y arrancarme una sonrisa, que aunque no sea plena, sí es sincera. Y si no puede arreglar mi día horrible, no pasa nada, él se queda tumbado junto a mí en la cama, me abraza y ya está. Porque a veces no necesitamos palabras de ánimo, es suficiente con que nos sintamos arropadas, y yo me siento exactamente así siempre que le tengo cerca.

Cuando me mira con sus bonitos ojos de largas pestañas, tengo la sensación de que mira directamente a mi alma, que sabe exactamente lo que pienso porque a veces ni siquiera necesito explicar lo que me ocurre.

DSC01617

Cuando nos conocimos no éramos más que unos críos, unos niños que no tenían ni idea de a dónde les llevaría ese tonteo entre clase y clase. Y decidimos casarnos y formar una familia, creyendo que nuestros sueños siempre se cumplirían. Hoy en día hemos comprobado que hay que luchar por los sueños, perseverar e insistir, porque al final lo único que es verdad de todo esto es que si no lo intentas, no lo conseguirás jamás. Y si volviese a vivir de nuevo, si volviese atrás en el tiempo, siempre lo elegiría a él, con sus virtudes y sus defectos, con sus manías y sus detalles adorables, con sus locuras y sus bromas, porque al final del día es él quien me reconforta y hace que me sienta a salvo.

Rubio es una de las mejores personas que podría haber conocido nunca y cada día agradezco que se haya topado en mi camino hace tantísimos años. Es una persona auténtica de verdad, con sus valores bien definidos, sus propias ideas y pensamientos, siempre seguro de sí mismo y de lo que puede llegar a hacer. Es una persona positiva y optimista, nunca se rinde. Y me motiva a continuar siempre que nos caemos.

Rubio es realmente perfecto gracias a sus imperfecciones, ellas lo hacen tan condenadamente adorable e increíble. Sí, es un terco y un cabezota cuando se lo propone, pero tan pronto como se enfada, desaparece su rabieta y comienza a reírse, contagiándose su risa.

Esta horrible infertilidad ha trastocado nuestros planes de ser papás por ahora pero, en cambio, nos ha unido todavía más, llevándonos a otro nivel. Esta maldita infertilidad me ha hecho ver que tengo al mejor marido del mundo, que cada día consigue enamorarme un poquito más con sus detalles y que los dos juntos luchamos por un mismo sueño cogidos de la mano, apoyándonos en el camino. Es reconfortante saber que si me fallan las fuerzas, él siempre está para ayudarme.

Sé que será un gran padre. Un padre cariñoso, entregado y enamorado profundamente de su bebé.

Y será entonces cuando nos sintamos plenos por completo. Formaremos una bonita familia y todo esto habrá tenido sentido.

Te quiero muchísimo, mi vida. Gracias por cada día que me das a tu lado.

7 comentarios

Archivado bajo Las personas de mi vida