Archivo de la etiqueta: banderillas

¡HOLA OTRA VEZ, FOSTIPUR & OVITRELLE!

pide_un_deseo

De nuevo, aquí estoy, rodeada de jeringuillas, agujas y medicación en la nevera. Las incómodas banderillas han regresado a mi vida una vez más. Y, aunque el proceso es el mismo, algo ha cambiado. Yo he cambiado. Los nervios han desaparecido, así como los agobios o el desconocimiento de los pasos a seguir. La experiencia es un grado, dicen, y creo que es un afirmación de lo más acertada.

Esta segunda IA la estoy viviendo con más tranquilidad, más calma y menos nervios. He pasado del super positivismo de la primera en la que parecía que iba a comerme el mundo a un “Lo que tenga que ser, será” mucho más relajado y realista que me otorga una paz interior brutal. No estoy siendo pesimista ni me dejo asesorar por malos pensamientos, simplemente tengo los pies en la tierra y esta vez soy mucho más realista. Estoy haciendo todo cuanto está en mis manos por conseguir este bebé y eso es más que suficiente para mí, es todo lo que debe preocuparme e importarme. Si esto no funciona, encontraré otra opción, otro tratamiento, otro camino hacia la maternidad. Pero esta vez quiero tener los pies en la tierra. Quiero aceptar un negativo de un modo mejor que la primera vez. Quiero tener claro que este intento puede que tampoco sea el definitivo. Y, así, estúpidamente realista, vivo más feliz.

Anoche comencé a pincharme otra vez mi querido Fostipur. En mi primera IA no me dolió ninguno de los pinchazos, ni uno. El de anoche sí me dolió, tanto el pinchazo como el líquido al entrar en mi cuerpo. Debí de cogerme una vena porque cuando saqué la aguja brotaron un par de gotas diminutas de sangre, quizás por esa razón me dolió el pinchazo, no lo sé. Esta noche me toca el segundo y así sucesivamente hasta el lunes, que vuelvo a la clínica para ver la evolución de mi cuerpo y reajustar la medicación si fuera necesario. Esta vez la IA la llevo con otro doctor, así que en cierto modo también estoy expectante en cuanto a su modo de proceder conmigo y con la medicación pautada. La otra vez, en los últimos días antes de la inseminación, mis folículos se estancaron y apenas crecían, de modo que la ginecóloga me mandó inyectarme una ampolla entera en lugar de la media ampolla que solía ponerme, un día después me pinché Ovitrelle y a las 36 horas fue la inseminación.

Yo no soy una entendida en el tema ni mucho menos, pero a veces pienso que la doctora tendría que haberme mandado inyectarme una ampolla entera (y no media) durante varios días y no sólo en la antesala de la IA. Mis folículos hacía días que apenas crecían y creo que un empujoncito como ese quizás les hubiese ayudado un poquitín, no lo sé. Hablo totalmente desde el desconocimiento y la ignorancia, ojo! Confío mucho en los médicos y siempre me he dejado aconsejar por ellos en todo momento, pero a veces las dudas y los miedos me juegan una mala pasada. Sea como sea, mi segunda IA ya está en marcha, y eso es lo más importante.

Nos encontramos un pasito más cerca de cumplir nuestro sueño y eso es realmente fantástico y esperanzador!!

fly away

Esta vez todo es diferente: más sosegado, más tranquilo, más calmado, y creedme cuando os digo que este segundo tratamiento lo llevo mucho mejor que el primero. Supongo que el haber vivido ya una IA y saber en todo momento qué es lo que va a pasar después hace desaparecer cualquier tipo de ansiedad o agobio inoportuno. Además, esta vez vamos a tomarnos todo con mucha más tranquilidad y ocupar nuestro tiempo al máximo para mantener nuestra mente ocupada y libre de malos pensamientos o agobios tontos. Para empezar, el sábado nos lo pasaremos en grande en las fiestas de nuestra ciudad en las que se celebra una feria medieval. Es un evento anual chulísimo en el que toda la ciudad se viste de época y por la calle te encuentras con mesoneros, reinas, campesinos, princesas y príncipes, caballeros, herreros…, además de innumerables puestos de comida casera y tradicional, tiro al arco por la tarde, torneos de caballeros al anochecer, espectáculos de cetrería, bufones y magos impresionando a niños y mayores… Es un día que tanto Rubio como yo disfrutamos muchísimo cada año y nos lo pasamos en grande vestidos con nuestros trajes de época. Este año será mucho más especial porque lo compartiremos con nuestro ahijado, una ricura preciosa de casi dos añitos que nos tiene totalmente enamorados a Rubio y a mí, y que estoy segura de que estará monísimo con su trajecito de campesino. Será un gran día, estoy segura! Prometo mostraros alguna foto del evento 🙂

Durante los tratamientos, lo mejor que podemos hacer es entretenernos y pasar tiempo con los que más queremos. Todo es más sencillo cuando estás rodeada de gente que te quiere y te comprende. Es la base de nuestra felicidad, ¿verdad? Los pequeños detalles hacen nuestra vida mucho más valiosa.

Esta noche nuevo pinchazo de Fostipur! Hay que ver, lo poquito que lo echaba de menos pero la gran recompensa que tendrá si todo sale bien 🙂

Os seguiré contando! Besazos mis preciosas!!!

4 comentarios

Archivado bajo Inseminación Artificial

SABOR A ESPERANZA

DSC01651

Julio sabe a esperanza. Sabe a ilusión. Sabe a perder el miedo, a intentarlo con todas nuestras fuerzas a pesar de lo que pueda ocurrir, a pesar del resultado. Sí, julio sabe a todas esas cosas bonitas porque por fin, después de todos los contratiempos y el maldito quiste que parecía no querer abandonarme (y que no lo ha hecho), mi IA ya es algo real!

Hace tres días, acudí a una nueva consulta en La fábrica de sueños. Os recordaré que me recetaron la píldora anticonceptiva para intentar deshacernos del quiste tan inoportuno que me había salido y al tercer día de la regla debía realizarme una nueva ecografía y una analítica hormonal. Para no variar, el quiste seguía ahí, ruín y traicionero, y a pesar de su diminuto tamaño (5 mm!) mi Gine quiso quedarse más tranquilo y me envió al laboratorio para que la enfermera me hiciese una analítica y medir el estradiol, entre otras cosas.

Cuando entré en aquel cuarto, pequeñito y repleto de bártulos, un cosquilleo agradable me recorrió el cuerpo de arriba a abajo. Me hubiese encantado que Rubio estuviese allí conmigo para que viese lo que yo vi. Tres de las paredes estaban cubiertas con las fotos de los bebés que habían nacido gracias a mi clínica. Algunas de las fotos tenían breves mensajes escritos en una esquina, dando las gracias por ayudarles a cumplir su sueño. Y, mientras me realizaban la analítica, contemplé con una ilusión inmensa aquellas caritas tiernas y hermosas, la razón de ser de sus padres, la alegría de una casa en la que un bebé había costado tanto esfuerzo. Y me dejé llevar. Y pensé que, algún día, yo misma podría llevar una foto de mi Canica para adornar aquella maravillosa pared. ¡Qué bonito momento sería!

Me fui a casa y esperé la llamada del laboratorio, que debían decirme si todo estaba en regla y podría, por fin, empezar con la medicación. Una hora y media después, sonó el teléfono. Yo me había ido a pasear con mis peludetes para desconectar y no pensar demasiado en lo que podría salir mal, y cuando de repente sonó la melodía de mi móvil, me sentí extrañamente nerviosa. Tenía la sensación de que un nuevo contratiempo detendría nuestros planes, que algo estaría mal en la analítica. Pero no. Todo estaba en orden y podría empezar a pincharme! Me encantaría que sintieseis la ilusión que yo sentí. Fue increíble e indescriptible! Y a pesar del pánico que le tengo a las agujas, nunca me había pinchado con tanta tranquilidad y paz. Lo que hace la ilusión por cumplir nuestros sueños, ¿verdad?

Canica, mamá ya está un poco más cerca de ti. Por favor, no dejes de esperarme! Te prometo que te busco con todas mis fuerzas!

Esta noche me toca mi tercera banderilla y el viernes tengo control para ver cómo va reaccionando mi cuerpo. Cruzad los dedos, espero que todo vaya bien!

Pase lo que pase, julio siempre será el mes en el que comenzó todo. Nuestra lucha verdadera, nuestra ilusión, nuestra esperanza por encontrar nuestro bebé. Pase lo que pase, julio siempre tendrá un sabor agradable.

13 comentarios

Archivado bajo Inseminación Artificial