Archivo de la etiqueta: folis

CUARTO CONTROL FIV

Esta mañana, como ya es costumbre, volví a la clínica. Ay, Señor, con tanto viajecito la gasolina se va en un plis!! Hacía un día horrible, llovía a mares y un viento intenso y frío empeoraba todavía más la situación. Me empapé de arriba a abajo: botas, pantalón, se me rompió el paraguas… En fin, una odisea! Mirad que soy gallega y estoy más que acostumbrada a la lluvia, pero oye, la combinación de lluvia y viento la llevo fatal, qué queréis que os diga…

En el control de esta mañana los folis iban desde 14 mm los más pequeñitos hasta 21mm el más grandote. No todos han madurado al mismo tiempo y hay una mezcla de medidas que me han hecho casi imposible memorizarlos a todos, pero me he quedado con los más importantes: 21, 19, 18’5, 17… y los demás, chiquititos, todavía demasiado tímidos como para llegar a la punción. Nos hemos dado cuenta que a mi ovario izquierdo le cuesta muchísimo arrancar. Desconozco el porqué. Quizás debería haberme inyectado más medicación o es que, sencillamente, mi cuerpo va a su auténtica bola. En el ovario derecho están los huevitos de oro más gordotes, los más “importantes” por decirlo de algún modo (21 mm, 19, 18’5…), mientras que en el izquierdo todavía están muy peques (16, 15, 14…). Eso me preocupa un poco, tengo miedo de que solo puedan sacar folis buenos de un ovario y no sean suficientes, pero he decidido no darle muchas vueltas al tema. Tal vez en el derecho encuentren los folis suficientes para que todo esto funcione 🙂

El gine ha vuelto a repetirme que sacaremos poquitos. Ya lo tengo asumido, así que lo único que deseo es que los pocos que quiten, sean buenos y nos conduzcan a nuestro bebé. Las estadísticas mandan, pero no lo son todo.

Finalmente, la punción ha quedado programada para el sábado a las 9 de la mañana. Nos han dicho que lleguemos a la clínica quince minutos antes de la hora marcada para prepararlo todo y me han asegurado que todo será muy rápido, apenas quince o veinte minutos y habré despertado de ese sueñecito provocado. Será por sedación, de modo que despertaré enseguida y sin apenas molestias (al menos eso es lo que han comentado).

¿Es una locura que ya me sienta un poco más cerca de mi Canica?

Estoy muy ilusionada con todo esto, tengo tantas ganas de que todo salga bien por fin… 🙂

Ya me he pinchado el Ovitrelle (encargado de finalizar la maduración de los folis y provocar la ovulación) y ahora solo queda esperar la llegada del sábado. ¡Esto marcha! ¡La cuenta atrás ha empezado!

Cruzad los dedos, chicas! Hay muchas esperanzas en juego 🙂

¡Besazos a repartir!

Anuncios

21 comentarios

Archivado bajo Mi FIV/ICSI

TERCER CONTROL FIV

Esta misma mañana, a las once en punto, me encontraba en la sala de espera de la clínica aguardando que la enfermera pronunciase mi nombre y me llevase a consulta para ver a mis folis gordotes o, como Rubio ha querido bautizarlos, los “huevitos de oro”. El pinchazo del Orgalutran estaba haciendo de las suyas y me picaba a horrores, así que intenté distraerme con otras cosas para no pensar en lo muchísimo que me apetecía rascarme esa maldita ronchita roja. Ojeé con desinterés una revista, cotilleé mis redes sociales y casi una hora más tarde, vinieron a buscarme.

La enfermera y el gine se disculparon por el retraso. “- ¡Qué locura de mañana!-exclamó el doctor, sentándose tras la mesa de su despacho-. Discúlpame, detesto haceros esperar”. Como siempre, me desnudé de cintura para abajo, me subí al potro y escuché con atención las medidas de mis folis. ¿Alguna vez os habéis parado a pensar que los médicos midiendo nuestros folículos se parecen a los niños de San Ildefonso cantando los números en Navidad? ¡Todas estamos deseando que nos toque el gordo!

Por lo que pude escuchar, en mi ovario derecho hay unos siete folis y en el izquierdo, cuatro más. Hay otros más chiquititos, pero estoy segura de que ya no llegarán a la punción. Hay dos folis de 18’5 mm, uno o dos de 16’5 mm y varios de 14 y 15 mm. Los demás miden 13, 12 y 11 mm respectivamente. Vamos, que van lentitos pero seguros. Ya sabéis: sin prisa pero sin pausa. Mi cuerpo siempre ha tendido a ir bastante lento y, aunque esta vez no ha sido diferente, la verdad es que no está respondiendo mal a la medicación. Definitivamente, la combinación de Gonal y Menopur me ha sentado muchísimo mejor que el Fostipur de las IAs, que parecía no acabar de compaginar conmigo.

“- Probablemente, podremos sacar 6 o 7 óvulos buenos en la punción. No te preocupes, no es necesario extraer un montón de ellos para conseguir grandes resultados. 6 o 7 deberían ser suficientes para que todo salga bien. Confía”, me dijo el gine cuando regresamos a la consulta. Y en esas estoy, confiando.

La sorpresa llegó cuando me informó de que la punción sería, probablemente, este mismo sábado o, como mucho, domingo. Mañana regreso a consulta para un nuevo control y en ese momento decidirá la programación de la punción. Guau, esto avanza! Ya casi he llegado al ecuador de la FIV! 🙂 Estoy muy emocionada y ansiosa por la llegada de ese momento, estoy deseando que llegue la punción y con ella las noticias sobre nuestros polluelos.

Apenas unos días me separan de esta nueva aventura que está a punto de comenzar, ya casi puedo escuchar la cuenta atrás… 🙂

Mañana vendré cargadita de nuevas noticias y espero saber por fin el día de la punción. Os informaré al detalle!

5 comentarios

Archivado bajo Mi FIV/ICSI

SEGUNDO CONTROL FIV

Tal y como os prometí, aquí estoy de regreso a casa cargada de noticias sobre mi segundo control. Esta vez mi gine de siempre no estaba y me tocó consulta con el director de la clínica que, aunque me parece un hombre realmente profesional, no es tan hablador ni tengo tanta confianza como con mi doctora, siempre sonriente y dispuesta a explicarme hasta la más mínima duda. Pero, en fin, que todos los males sean esos, ¿verdad?

Como ya es costumbre, me desnudé de cintura para abajo (hay que ver lo habitual que se ha convertido este simple gesto en mi vida, ¿eh?) y me subí al potro, deseosa de saber más sobre mis folis. ¿Habrían engordado? ¿Cómo estarían? ¡Engordad, cabritos!

En este segundo control he de reconocer que perdí la cuenta de los folis porque debido al aumento de la dosis de Gonal, han crecido varios huevitos nuevos (que aún son pequeñitos, miden 7 mm y supongo que ya no llegarán a la punción) y no conseguí llevar la cuenta de cuántos había en total. Lo que sí recuerdo es que en el ovario derecho hay tres nuevos folis de 7 mm y en el izquierdo un par de ellos de 7’5. Estaba tan centrada en escuchar las medidas, que no anoté mentalmente la cantidad.

En el ovario derecho hay dos campeones de 14’5, uno de 12’5, un tercero de 10 (al menos, eso creí escuchar) y otro de 9’5, además de los tres chiquitines de 7mm. No puedo aseguraros con exactitud si había más porque el doctor hablaba muy bajito y solo conseguí escuchar esas cifras. En el ovario izquierdo hay varios de 9’5 y algunos rezagadillos de 7’5.

La verdad es que han pegado un buen estirón desde el control del sábado, al menos esos dos de 14’5 mm se han puesto las pilas pero bien. Me los imagino zampando sin parar, poniéndose gordotes para mí jajaja De todas formas, me quedé un poco confundida porque en el control del sábado, en mi ovario derecho había 6 folículos y esta vez solo he contado cinco, además de los chiquitines que acaban de aparecer. Desconozco si alguno ha dejado de crecer y el doctor ya no lo ha contado o que directamente no lo he escuchado por hablar tan bajito con la enfermera. En fin, no quiero darle muchas vueltas porque me prometí a mí misma que disfrutaría de esta nueva aventura con toda la ilusión del mundo y me dejaría llevar por ellos que, a fin de cuenta, son los profesionales y los que controlan del tema.

Me vestí, regresé a la consulta y le pregunté cómo veía el avance de mis folis. Él me dijo que estaba muy bien, que habían pegado un estirón considerable y, aunque mi cuerpo tiende a ir lento, la cosa avanza. Me dijo que esperaban sacar cinco o seis folis en la punción, que le parecía que debería ser suficiente, pero a mí aquello no me convenció nada de nada.

¿Solo cinco o seis folis? Jo!

Me aseguró que, debido a mi SOP, no pueden darme grandes dosis de medicación para evitar que crezcan tropecientos y que por esa razón en la punción probablemente solo haya cinco o seis folis para extraer. Él es el experto pero, la verdad, espero que se equivoque. Tiendo a ser una persona realista que no vive en las nubes y seis folis no me tranquilizan mucho. Es pura estadística. Cuantos más folis, más óvulos para fecundar. Cuantos más óvulos, más embriones podrán formarse; y cuantos más embriones, más probabilidades de que alguno sea el elegido para quedarse conmigo.

Se lo he comentado a Rubio, pero él no le da mucha importancia. Piensa que si tienen que ser seis, pues serán seis, y entre ellos estará nuestra Canica. Y tiene toda la razón. No quiero ponerme en lo peor ni dejarme llevar por la negatividad; he dicho que esta vez solo vería el lado bueno de las cosas y eso voy a hacer. Así que voy a animar con todas mis fuerzas a mis gordos para que crezcan mucho y se conviertan en SuperFolis!! A por todas, campeones, ¡vosotros podéis!

En mi próxima eco de control (el 14 de enero) veremos cómo van los huevitos y cuánto han crecido. ¡Qué ganas de saber más! ¡Engordad, cabritos, engordad mucho!

Además, hoy me han indicado que mañana empezaré a pincharme Orgalutran por las mañanas. Mi pauta de medicación será la siguiente:

  • Un vial de Orgalutran 0.25mg por las mañanas
  • 150 de Gonal y 75 de Menopur por las noches

He tenido que comprar una nueva caja de Gonal porque la otra ya se me ha acabado y he adquirido el Orgalutran, que me ha costado 191’28€ (os pongo los precios por si alguna de vosotras está a punto de comenzar una FIV y quiere orientarse más o menos de cuánto cuesta la medicación).

La anécdota del día la protagonizó una chica que se sentó junto a mí en la sala de espera. Estaba nerviosa, pero parecía feliz. De vez en cuando sonreía sin poder evitarlo y me imaginé que vendría a la clínica para recibir buenas noticias. La llamaron antes que a mí y, cuando regresó de nuevo a la sala de espera, estaba pletórica. Escondía en la mano una foto de un pequeño puntito en una pantalla oscura y me quedó claro que había recibido una noticia inmejorable. Sonreí para mis adentros, creyendo más que nunca que sí se puede. Cuando me llamaron a consulta y me senté en el potro, en la pantallita de al lado había quedado la imagen fija de un bebé. Un bebé precioso, parecía un osito de gominola! El doctor se disculpó y quitó la imagen, buscando mis foliculines.

Pero yo sonreí. Sonreí imaginándome la felicidad de aquella mujer.

Sonreí pensando que muy pronto puede que sea yo la que viva ese momento.

Sonreí imaginándome que esa pantallita me mostrará por primera vez a mi pequeña Canica.

Y ese momento será mágico.

Ten fe, mi cielo. Papá y yo estamos cada vez más cerca.

12 comentarios

Archivado bajo Mi FIV/ICSI