Archivo de la etiqueta: utrogestan

ALGO INESPERADO

Imagen

Esta tarde acudí a mi gine de confianza para que resolviese mis dudas acerca de la ausencia total y absoluta de mi regla después de tomar Utrogestan. Al parecer, tengo un folículo persistente en el ovario derecho que me está ocasionando ciertos problemas. Se trata de un folículo que ha ido creciendo durante la primera fase del ciclo y que no ha llegado a romperse, dando lugar a un ciclo anovulatorio. Uno de los síntomas que provoca es que la regla se retrasa, tal y como me ha ocurrido a mí. Le he preguntando a mi gine qué puedo hacer para eliminarlo, implorando algún tipo de medicación milagrosa que lo haga desaparecer definitivamente, pero me ha tranquilizado diciéndome que, en la gran mayoría de los casos, el folículo acaba rompiendo espontáneamente y que esto sólo ha sido algo pasajero y puntual.

Me ha mirado y requetemirado y me ha asegurado que mi amiguita la de rojo no tardará en hacer acto de presencia ya que el endometrio está listo y engrosado para facilitarle, por fin, su aparición.

Esto no es más que una piedra en el camino que retrasa, ligeramente, el comienzo de nuestro primer tratamiento. Al parecer, nuestra IA tendrá que seguir esperando unos días más (o espero espero). Y aquí hay dos opciones igualmente válidas:

  •  Siempre aparece algo nuevo que retrasa o modifica nuestro lento avance, demostrándonos que no hay nada más cruel y fastidioso que hacer planes o querer controlarlo todo
  • Nuestro bebé adora los meses más cálidos y sólo retrasa su concepción a propósito para disfrutar de los rayitos de sol y el calor agradable (como se parece ya a su padre, el muy cabrito!)

Personalmente, me quedo con la segunda opción! jajaja Me lo tomo como una señal de mi Canica, advirtiéndome de su predilección por el calorcito y el ambiente primaveral o veraniego, tal y como sucede con Rubio, que adora cuando los días se hacen más largos, las tardes en la playa, zambullirse en el agua del mar, las noches de tapeo en una terracita mientras disfrutamos de un tiempo inmejorable… Sí, nuestra Canica tendrá a quien parecerse!

Imagen

“Espera, mamá. Tan sólo espera”. Parece que mi trocito de cielo me esté hablando desde algún lugar recóndito de mi cabeza, animándome a superar los contratiempos con buena cara y continuar cuando sea el momento adecuado. Ay, mi chiquitín, lo mucho que me has aportado sin todavía conocerte. Será tan perfecto e increíble el momento en el que aparezcas para encajarlo todo…

Así que aquí estoy, deseando que mi gine no se equivoque y que este maldito folículo persistente no me dé mucho la lata y no retrase mucho más nuestros planes. De todas formas, si en lo que queda de semana mi amiguita la de rojo todavía no ha aparecido, el lunes tengo que llamar a la consulta para tomar medidas al respecto. ¡Espero no tener que llegar a ese punto! ¡Cruzo los dedos!

Mientras, para matar el tiempo y no pensar demasiado en el tema, me entretengo viendo series por internet (The Walking Dead, Vikings, Modern Family…), leer sagas literarias (románticas y paranormales, por supuesto) o dar grandes paseos con mis peludetes, aprovechando que el tiempo todavía nos acompaña. Grandullón Amoroso, Saltarín Inquieto y Muñequita Linda saben cómo distraerme y continuamente encuentran cosas que destrozar o ensuciar para que me mantenga ocupada. ¡Qué generosos ellos!

Espero que unos días todo este asunto se haya resuelto y que por fin pueda comenzar con las dichosas banderillas (¿quién lo diría? Con lo poco que me gustan las agujas!!).

Hay que ver cómo cambian las cosas y nuestro modo de verlas, ¿verdad?

Lo que antes me parecía horrible, hoy no es más que un paso insignificante hacia ti, mi cielo.

Cambiar de perspectiva es, en ocasiones, de lo más fascinante.  

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Cosas de la infertilidad

PROGESTERONA Y OTRAS INCOMODIDADES

Querida progesterona de mi corazón, 

¡deja que te diga que eres un tostón! 

Bostezo y bostezo sin parar, 

¡hay que ver cuánto sueño me das! 

Los pechos duros como rocas,

son una incomodidad más que me provocas. 

Guarreas y guarreas todo el día,

eres desagradable como tú sola, ¡jodía!

Esto es, de un modo muy abreviado, todo lo que siento hacia el archiconocido Utrogestan. En la Fábrica de sueños me la recetaron para provocar la regla y poder empezar con la IA. Así que aquí estoy, siete días después de haber comenzado a ponerla, sufriendo sus incómodos y desagradables síntomas. Y digo ponerla porque esta vez me han dicho que me la ponga vía vaginal. Hay que joderse. Al parecer, muchos ginecólogos aseguran que de esta forma los efectos secundarios apenas se notan. Hay que joderse. En otras ocasiones, he tomado Utrogestan, pero vía oral; un traguito de agua y listo. El único síntoma molesto era la gran somnolencia que me provocaba al poco rato de ingerir la pastillita, pero como me la tomaba por la noche, cuando me iba a dormir, me resultaba mucho más llevadero. Eso sí, podía dormir incansablemente incluso si se estuviese cayendo la casa abajo; yo dormía y dormía sin ser consciente de las horas que habían pasado. Despertar a Rubio para que no se quedase dormido y fuese a trabajar era una tarea realmente complicada cuando el Utrogestan hacía de las suyas.

Bien, hasta ahí todo bien. Un poco de sueño que fácilmente era solucionado con una cama cerca y unas sábanas calentitas. Pero esta vez es horrible. “Póntela vaginal, verás que pocos efectos secundarios notas”, decían. ¡Y una porra! El sueño y el cansancio apenas han aparecido, pero para compensar, el dolor de pechos, las molestias típicas de los días próximos a la regla y un malestar general arruinan mi día a día. Estoy tan incómoda que sólo me apetece quejarme. Ni siquiera este malestar desaparece cuando, por las noches, me quito el sujetador (¡libres ellas!), me pongo el pijamita y me enrollo en la manta cual rollito. Nada me calma el malestar y la incomodidad. De verdad, nunca había deseando tanto que la indeseable hiciera su aparición!

Hace unos días hice mi encargo en la farmacia pidiendo la medicación que me habían recetado en la Fábrica de sueños y no tardaron en llamarme para que fuera a recogerlo todo. El Fostipur me ha costado alrededor de 240€ y el Ovitrelle 50’63€. Además, he tenido que comprar también Progeffik 200 y Soniase, que me lo han recomendado por padecer SOP.

Cuando la indeseable haga su aparición por fin, tengo que llamar a la clínica, en donde me harán una ecografía y me dirán el día en el que debo empezar a pincharme. Rubio y yo estamos deseando empezar, así que contamos los días para que todo esto se ponga en marcha!!!

Qué lentos pasan los días cuando esperas algo, ¿verdad?

Deja un comentario

Archivado bajo Cosas de la infertilidad, Inseminación Artificial