Archivo de la etiqueta: endometriosis

PIEDRAS EN EL CAMINO

Esta mañana regresé a la clínica para intentar resolver todas mis dudas después del negativo de la FIV. No quiero enrollarme demasiado con todo lo que allí hablamos, pero el doctor me reconoció que no era normal que una chica tan joven como yo no hubiese conseguido el embarazo con esta FIV, puesto que el embrión era bueno y todo apuntaba a que se quedaría conmigo. Repasamos todo el tratamiento con detalle: los óvulos obtenidos, la medicación pautada, cuántos días habían durado los pinchazos, la calidad del esperma, los embriones… Me reconoció que, debido a mi edad, habían esperado sacar muchos más óvulos y que finalmente no había podido ser así. Dijo también que mis ovarios habían reaccionado de una manera un tanto extraña (el izquierdo demasiado lento y con muy pocos folículos, y el derecho con muchos más folículos pero que finalmente muy pocos fueron maduros) y que, al parecer, algo fallaba en cómo reaccionaban a la medicación.

Resulta que, durante la punción, descubrieron un quiste endometriósico adherido al ovario derecho. Un “quiste de chocolate”, como le suelen llamar, de un centímetro de diámetro y del que ya sospechaba su presencia. Recuerdo que durante algún que otro control le escuché decir que se veía una manchita en el ovario derecho y que él pensaba que eso tenía que ser un principio de endometriosis. Al parecer, después de la punción, ha quedado aclarado.

¿Qué es la endometriosis? Es una enfermedad benigna que consiste en la aparición y crecimiento de tejido endometrial fuera del útero, sobre todo en la cavidad pélvica como en los ovarios, detrás del útero, en los ligamentos uterinos o en el intestino (entre otros). No existe cura, aunque existen diferentes tratamientos que incluyen analgésicos para el dolor, tratamiento hormonal y cirugía. La localización más frecuente de la endometriosis es el ovario. Se forman a menudo quistes, que se llenan de sangre y adquieren un color oscuro que se parece al chocolate, de tal forma que se denominan quistes de chocolate. Por lo que he estado leyendo, es una importante causa de infertilidad.

Le pregunté al gine acerca de la posibilidad de extirparlo o incluso realizarle una punción para extraer la sangre de su interior pero, por el momento, no me lo ha aconsejado porque el quiste es pequeño y durante la operación correríamos el riesgo de extirpar excesivo tejido sano del ovario y todo se iría al traste. Así que me ha recetado la píldora anticonceptiva y volver antes de que aparezca la regla para realizar una nueva ecografía. Si todo va bien, a principios de marzo será nuestra segunda transferencia y esta vez me han aconsejado poner juntos los dos embriones. Él desaconseja fervientemente el embarazo múltiple, es más, a nosotros nos recomendó poner solo un embrión para evitarlo, pero me ha dicho que, visto lo visto, es mejor arriesgarse y no perder más el tiempo.

Por lo que he podido leer en algunas webs sobre la endometriosis, es una enfermedad que puede avanzar demasiado rápido y la maternidad no debe aplazarse. Por suerte, ser padres es nuestra mayor ilusión y por ahora lo hemos cogido a tiempo. A partir de ahora controlarán que no aparezcan más quistes endometriósicos, pero tampoco me ha comentado qué haremos si eso ocurre.

En mi próxima consulta volveré a bombardearlo a preguntas porque necesito quedarme tranquila antes de empezar esta segunda transferencia. No me veo con fuerzas de soportar otro negativo y necesito saber que estoy haciendo todo cuánto esté en mis manos para preparar la casita de mis bebés. Le preguntaré si la endometriosis podría encontrarse en alguna zona más que no hayan visto, si de verdad no es necesario extirpar ese quiste, si la transferencia es viable a pesar de esa presencia asquerosa… Necesito saber que las cosas esta vez pueden salir bien, no puedo arriesgarme a una segunda transfer si algo falla dentro de mí.

Y eso ha sido todo por hoy. No he salido especialmente tranquila de la consulta después de saber lo que se trama en mis ovarios, pero es cierto que el doctor ha intentado tranquilizarme en todo momento, transmitiéndome mucha confianza y dándome muchos ánimos, animándome a continuar y no rendirme porque cada vez estamos más cerca. De corazón deseo que así sea porque este negativo me ha minado bastante.

Intento no darle muchas vueltas al tema de la culpa y de lo horrible que me siento conmigo misma por creerme rara y defectuosa y procuro solo pensar en mis dos soles brillantes, que muy pronto estarán conmigo y puede que, por fin, toda esta pesadilla llegue a su fin 🙂

llorar

Cargando… Misión Bizcochito&Cacahuete 

Anuncios

31 comentarios

Archivado bajo Mi FIV/ICSI

ECO 1: 2º DIA DEL CICLO (SEGUNDA IA A LA VISTA)

Después de que el pasado 31 de agosto mi amiguísima la de rojo se dignase a hacer su aparición, esta mañana acudí a una nueva cita en la clínica. Me gustaría comentaros que hasta hace muy poco siempre tenía consulta con el mismo ginecólogo que, además, es el director del centro y un experto en medicina reproductiva pero por motivos laborales y mis caóticos horarios tuvieron que derivarme a otra doctora porque mi horario y el de mi antiguo ginecólogo eran incompatibles; cuando yo podía, él no y viceversa, y así resultaba imposible coordinarnos. Así que mi primera IA fue de la mano de esta nueva doctora, una chica joven y risueña que siempre intentaba explicarme las cosas lo mejor posible. Esta mañana, para mi sorpresa, la consulta no era con ella, sino con el doctor del principio. A pesar de ser un hombre más serio y no dar grandes explicaciones como la otra, igualmente me siento cómoda con él. Me pidió que me desvistiese y en cuanto comenzó a realizarme la ecografía, su serio rostro se puso más serio todavía.

– Tenemos un quistecillo en el ovario.

– En el derecho, ¿verdad?-dije yo, toda convencida.

– Exacto.

– Ya me lo imaginaba, se me está rebelando mucho últimamente.

Lo más preocupante no es que el dichoso quiste continúe en el mismo sitio, no, lo más molesto de todo es que no ha desaparecido ni empequeñecido a pesar de tomarme la píldora. Es más, continúa siendo exactamente igual de grande que la vez anterior. Al parecer, ya tendría que haber menguado aunque sólo fuera un poquitín. Y no ha sido así.

Y, entonces, el doctor soltó la bomba. Unas palabras que provocaron que todos mis sentidos se pusieran alerta.

– “No me gusta nada. Parece un principio de endometriosis”.

Y yo me quedé callada, sopesando la información, sorprendida y confundida a partes iguales. No sé mucho acerca de la endometriosis, pero uno de los síntomas principales es la infertilidad. He estado buscando información en Internet (lo sé, no debería hacerlo. Soy masoca, ¡qué le vamos a hacer!) y yo no tengo ningún síntoma que me hubiera hecho sospechar que pudiese padecer endometriosis. Nada de nada. Sólo un dolor extraño antes y durante la regla que antes no tenía, pero nada más. De todas formas, todavía no está confirmado del todo, tendrán que seguir echándome un ojo en la clínica y ver qué ocurre finalmente con todo esto.

¿En qué punto me encuentro ahora mismo?

Después de la consulta con mi doctor, una enfermera fue la encargada de realizarme una analítica para medir el estradiol y saber si es posible comenzar la segunda IA. Y en esas estamos, esperando su llamada con impaciencia para conocer el resultado. Prometo editar este post en cuanto reciba su llamada 🙂

Mi doctor estaba casi seguro de que podríamos comenzar así que, por si acaso, me ha dado las pautas para empezar con los pinchazos a partir de mañana si los resultados son los esperados. Y si así fuera, por fin podríamos echarle un pulso a este segundo asalto, que lo estamos deseando.

Sólo es un avance, pero ya es un pasito más cerca de ti, mi cielo. Algún día estaremos juntos, Canica.

P.D.: En cuanto tenga noticias, seréis las primeras a las que pondré al día!

7 comentarios

Archivado bajo Inseminación Artificial