Archivo de la etiqueta: segunda ia

ECO 3: 10º DÍA DEL CICLO

Ahora sí que sí: esto está llegando a su final, chicas 🙂 Esta mañana he vuelto a la clínica y me han hecho una nueva eco para comprobar cómo de gordote se está poniendo mi foliculín.

“Un día más y todo estará listo”, me dijo el doctor.

Esta noche me pincharé la última ampolla de Fostipur y mañana haré lo mismo con Ovitrelle y en 36 horas… ¡será nuestra segunda IA! Estoy muy feliz y contenta, ya estamos un pasito más cerca de conseguir nuestro sueño. Este sábado, 13 de septiembre, volverá la ilusión, el creer que se puede, las ganas de soñar e imaginar un final feliz. Nunca he sido supersticiosa, así que el hecho de que mi IA caiga en un día 13 es algo que me resulta totalmente indiferente. Malos pensamientos fuera, ¡¡fus fus!! 

Sólo unos cuantos días más y volveré a vivir de nuevo una betaespera. Mi segunda betaespera. Tengo tantos sentimientos pululando por mi cabeza que me resulta casi imposible describirlos todos: miedo, esperanza, ilusión, alegría, desconfianza… Supongo que son normales a tan pocos días de la IA, ¿verdad? Hay mucha ilusión puesta en los tratamientos de reproducción asistida, pero también se pasa mucho miedo y muchos nervios, a pesar de que intentes, como yo, estar lo más tranquila posible. Es cierto que esta segunda vez ha sido totalmente diferente, mucho más relajada y calmada, apenas he pensado en el tema más de lo necesario, y ahora que sólo me separan tres días de volver a pasar por un nuevo tratamiento, sigo sintiéndome de lo más tranquila. Ni rastro de nervios incómodos o pensamientos negativos. Nada. Esta vez me siento mucho mejor y mi cabeza apenas le ha dado vueltas al tema del “¿Y si no funciona?”.

Fácil. Si no funciona, se intenta otra vez. A problemas, soluciones. Siempre lo dice Super Mamá.

A pesar de mi recién adquirida tranquilidad, hay un tema que me pone un pelín nerviosa. Esta vez nuestra segunda IA ha cuadrado horriblemente mal con el trabajo de Rubio. No sé si os lo había comentado alguna vez, pero por motivos laborales Rubio suele pasar tiempo fuera de casa, moviéndose por todo el país e incluso fuera de él. Y, por supuesto, hemos tenido la increíble puntería de que en los días previos a la IA, le ha tocado marcharse lejos de casa. ¿Qué quiere decir eso? Que tendrá que cogerse un vuelo en el último momento para regresar el sábado a primera hora de la mañana, todo muy pillado de tiempo y apurado, como veis. Lo último que quiero es que tenga problemas en su trabajo, que le digan algo o le recriminen que se haya tenido que volver antes. Yo, por mala suerte, no siempre encuentro trabajo, así que debemos conservar el suyo como oro en paño.

De todas formas, no dejaré que este feo contratiempo enturbie mi calma, de modo que dejaré pasar los días y sólo pensaré que en apenas unos días volveré a ver a mi maridito (no podéis imaginaros lo vacía que parece la casa sin él!) y ya de paso nos someteremos a nuestra segunda IA 🙂 Será un gran sábado, ¿no creéis?  

actuales-imagenes-super-chidas-de-motivacion-2013-4

Besos gordos a repartir entre todas las que me leéis 🙂 

12 comentarios

Archivado bajo Inseminación Artificial

ECO 2: 8º DÍA DEL CICLO

Ayer por la mañana volví a la clínica para mi eco de control rutinaria y así comprobar cómo de gordotes se están poniendo mis folículos. Ya desnuda de cintura para abajo y siempre atenta a la pantallita de mi derecha, escuché como el doctor le iba dictando las medidas a la enfermera, que apuntaba con atención en una hoja de papel. 

Al parecer, hay muchos pequeños pero carentes de importancia porque todavía les queda mucho por crecer. Sin embargo, ya hay un folículo gordote que apunta maneras y es en el que el doctor ha decidido centrar toda su atención. Sólo mide 15 mm, pero al parecer, es más que suficiente. Me quedé un poco chafada porque pensé que encontrarían uno de mayor tamaño y al contemplar la decepción en mi rostro, mi gine tuvo que recordarme que sólo me estoy pinchando media ampolla para evitar sobreestimulaciones causadas por mi SOP, y aunque el proceso es un pelín más lento, también lo es más seguro. “Sin prisa, pero sin pausa”, me dijo.  

Me ha comentado que él prefiere hacer las cosas así debido a mis ovarios poliquísiticos, y con “así” me refiero a administrarme la dosis más baja para evitar contratiempos e ir ajustando cuando sea necesario. “Las prisas no son buenas, no llegan a ninguna parte”, dijo, convencido.

Y yo me quedé más tranquila, qué queréis que os diga!  

En la próxima eco veremos qué tal avanza la cosa y me dirá cuándo podría ser la IA, aunque yo me imagino que ya no falta mucho. Esta mañana he ido a recoger el Ovitrelle y más Fostipur a la farmacia (estaba aprovechando los pocos viales que me habían sobrado de la primera IA), por lo que deduzco que la IA será cuestión de días. ¿A qué se debe este poder tan aplastante de deducción?, os preguntaréis. Mi doctor no entrega la receta para pedir el Ovitrelle hasta que está casi todo listo para el día D y ayer, por fin, me dijo que lo pidiese. Así que, si no me equivoco demasiado, esto está llegando a su fin. Otra vez.

Estoy muy tranquila y calmada, no pienso demasiado en el tema y sólo hay una idea fija en mi cabeza: Lo que tenga que ser, será. Estoy haciendo todo lo posible por traer a este bebé a mi vida y si esto tampoco funciona, buscaré un nuevo modo de encontrarle.

Esta segunda IA la estoy viviendo de otra manera y reconozco que todo es mucho mejor. Mañana vuelvo a la clínica y espero tener buenas noticias que contaros 🙂 Esto avanza y ya queda menos, ¡qué nervios!

No dejes que el miedo y las dudas bloqueen tu camino. Algún intento tiene que ser el bueno y lo saborearás como la victoria personal más satisfactoria de tu vida.   

10 comentarios

Archivado bajo Inseminación Artificial

¡HOLA OTRA VEZ, FOSTIPUR & OVITRELLE!

pide_un_deseo

De nuevo, aquí estoy, rodeada de jeringuillas, agujas y medicación en la nevera. Las incómodas banderillas han regresado a mi vida una vez más. Y, aunque el proceso es el mismo, algo ha cambiado. Yo he cambiado. Los nervios han desaparecido, así como los agobios o el desconocimiento de los pasos a seguir. La experiencia es un grado, dicen, y creo que es un afirmación de lo más acertada.

Esta segunda IA la estoy viviendo con más tranquilidad, más calma y menos nervios. He pasado del super positivismo de la primera en la que parecía que iba a comerme el mundo a un “Lo que tenga que ser, será” mucho más relajado y realista que me otorga una paz interior brutal. No estoy siendo pesimista ni me dejo asesorar por malos pensamientos, simplemente tengo los pies en la tierra y esta vez soy mucho más realista. Estoy haciendo todo cuanto está en mis manos por conseguir este bebé y eso es más que suficiente para mí, es todo lo que debe preocuparme e importarme. Si esto no funciona, encontraré otra opción, otro tratamiento, otro camino hacia la maternidad. Pero esta vez quiero tener los pies en la tierra. Quiero aceptar un negativo de un modo mejor que la primera vez. Quiero tener claro que este intento puede que tampoco sea el definitivo. Y, así, estúpidamente realista, vivo más feliz.

Anoche comencé a pincharme otra vez mi querido Fostipur. En mi primera IA no me dolió ninguno de los pinchazos, ni uno. El de anoche sí me dolió, tanto el pinchazo como el líquido al entrar en mi cuerpo. Debí de cogerme una vena porque cuando saqué la aguja brotaron un par de gotas diminutas de sangre, quizás por esa razón me dolió el pinchazo, no lo sé. Esta noche me toca el segundo y así sucesivamente hasta el lunes, que vuelvo a la clínica para ver la evolución de mi cuerpo y reajustar la medicación si fuera necesario. Esta vez la IA la llevo con otro doctor, así que en cierto modo también estoy expectante en cuanto a su modo de proceder conmigo y con la medicación pautada. La otra vez, en los últimos días antes de la inseminación, mis folículos se estancaron y apenas crecían, de modo que la ginecóloga me mandó inyectarme una ampolla entera en lugar de la media ampolla que solía ponerme, un día después me pinché Ovitrelle y a las 36 horas fue la inseminación.

Yo no soy una entendida en el tema ni mucho menos, pero a veces pienso que la doctora tendría que haberme mandado inyectarme una ampolla entera (y no media) durante varios días y no sólo en la antesala de la IA. Mis folículos hacía días que apenas crecían y creo que un empujoncito como ese quizás les hubiese ayudado un poquitín, no lo sé. Hablo totalmente desde el desconocimiento y la ignorancia, ojo! Confío mucho en los médicos y siempre me he dejado aconsejar por ellos en todo momento, pero a veces las dudas y los miedos me juegan una mala pasada. Sea como sea, mi segunda IA ya está en marcha, y eso es lo más importante.

Nos encontramos un pasito más cerca de cumplir nuestro sueño y eso es realmente fantástico y esperanzador!!

fly away

Esta vez todo es diferente: más sosegado, más tranquilo, más calmado, y creedme cuando os digo que este segundo tratamiento lo llevo mucho mejor que el primero. Supongo que el haber vivido ya una IA y saber en todo momento qué es lo que va a pasar después hace desaparecer cualquier tipo de ansiedad o agobio inoportuno. Además, esta vez vamos a tomarnos todo con mucha más tranquilidad y ocupar nuestro tiempo al máximo para mantener nuestra mente ocupada y libre de malos pensamientos o agobios tontos. Para empezar, el sábado nos lo pasaremos en grande en las fiestas de nuestra ciudad en las que se celebra una feria medieval. Es un evento anual chulísimo en el que toda la ciudad se viste de época y por la calle te encuentras con mesoneros, reinas, campesinos, princesas y príncipes, caballeros, herreros…, además de innumerables puestos de comida casera y tradicional, tiro al arco por la tarde, torneos de caballeros al anochecer, espectáculos de cetrería, bufones y magos impresionando a niños y mayores… Es un día que tanto Rubio como yo disfrutamos muchísimo cada año y nos lo pasamos en grande vestidos con nuestros trajes de época. Este año será mucho más especial porque lo compartiremos con nuestro ahijado, una ricura preciosa de casi dos añitos que nos tiene totalmente enamorados a Rubio y a mí, y que estoy segura de que estará monísimo con su trajecito de campesino. Será un gran día, estoy segura! Prometo mostraros alguna foto del evento 🙂

Durante los tratamientos, lo mejor que podemos hacer es entretenernos y pasar tiempo con los que más queremos. Todo es más sencillo cuando estás rodeada de gente que te quiere y te comprende. Es la base de nuestra felicidad, ¿verdad? Los pequeños detalles hacen nuestra vida mucho más valiosa.

Esta noche nuevo pinchazo de Fostipur! Hay que ver, lo poquito que lo echaba de menos pero la gran recompensa que tendrá si todo sale bien 🙂

Os seguiré contando! Besazos mis preciosas!!!

4 comentarios

Archivado bajo Inseminación Artificial

ECO 1: 2º DIA DEL CICLO (SEGUNDA IA A LA VISTA)

Después de que el pasado 31 de agosto mi amiguísima la de rojo se dignase a hacer su aparición, esta mañana acudí a una nueva cita en la clínica. Me gustaría comentaros que hasta hace muy poco siempre tenía consulta con el mismo ginecólogo que, además, es el director del centro y un experto en medicina reproductiva pero por motivos laborales y mis caóticos horarios tuvieron que derivarme a otra doctora porque mi horario y el de mi antiguo ginecólogo eran incompatibles; cuando yo podía, él no y viceversa, y así resultaba imposible coordinarnos. Así que mi primera IA fue de la mano de esta nueva doctora, una chica joven y risueña que siempre intentaba explicarme las cosas lo mejor posible. Esta mañana, para mi sorpresa, la consulta no era con ella, sino con el doctor del principio. A pesar de ser un hombre más serio y no dar grandes explicaciones como la otra, igualmente me siento cómoda con él. Me pidió que me desvistiese y en cuanto comenzó a realizarme la ecografía, su serio rostro se puso más serio todavía.

– Tenemos un quistecillo en el ovario.

– En el derecho, ¿verdad?-dije yo, toda convencida.

– Exacto.

– Ya me lo imaginaba, se me está rebelando mucho últimamente.

Lo más preocupante no es que el dichoso quiste continúe en el mismo sitio, no, lo más molesto de todo es que no ha desaparecido ni empequeñecido a pesar de tomarme la píldora. Es más, continúa siendo exactamente igual de grande que la vez anterior. Al parecer, ya tendría que haber menguado aunque sólo fuera un poquitín. Y no ha sido así.

Y, entonces, el doctor soltó la bomba. Unas palabras que provocaron que todos mis sentidos se pusieran alerta.

– “No me gusta nada. Parece un principio de endometriosis”.

Y yo me quedé callada, sopesando la información, sorprendida y confundida a partes iguales. No sé mucho acerca de la endometriosis, pero uno de los síntomas principales es la infertilidad. He estado buscando información en Internet (lo sé, no debería hacerlo. Soy masoca, ¡qué le vamos a hacer!) y yo no tengo ningún síntoma que me hubiera hecho sospechar que pudiese padecer endometriosis. Nada de nada. Sólo un dolor extraño antes y durante la regla que antes no tenía, pero nada más. De todas formas, todavía no está confirmado del todo, tendrán que seguir echándome un ojo en la clínica y ver qué ocurre finalmente con todo esto.

¿En qué punto me encuentro ahora mismo?

Después de la consulta con mi doctor, una enfermera fue la encargada de realizarme una analítica para medir el estradiol y saber si es posible comenzar la segunda IA. Y en esas estamos, esperando su llamada con impaciencia para conocer el resultado. Prometo editar este post en cuanto reciba su llamada 🙂

Mi doctor estaba casi seguro de que podríamos comenzar así que, por si acaso, me ha dado las pautas para empezar con los pinchazos a partir de mañana si los resultados son los esperados. Y si así fuera, por fin podríamos echarle un pulso a este segundo asalto, que lo estamos deseando.

Sólo es un avance, pero ya es un pasito más cerca de ti, mi cielo. Algún día estaremos juntos, Canica.

P.D.: En cuanto tenga noticias, seréis las primeras a las que pondré al día!

7 comentarios

Archivado bajo Inseminación Artificial

A LAS PUERTAS DE UN SEGUNDO INTENTO

Últimamente mi horario laboral apenas me permite un respiro para contaros cómo van los preparativos para mi segunda IA y realizar los requisitos para los premios que me habéis dado (gracias preciosas! Sois todas increíbles!) así que, ante todo, os pido mil perdones por tener el blog un pelín abandonadillo. Mi contrato está a punto de finalizar y prometo ponerme al día en los próximos días, palabra!

Os comentaré que el pasado 22 de agosto tuve consulta en mi clínica y la gine me recomendó terminar la caja de la píldora, esperar a que me viniese la regla y, si ningún contratiempo nos impide hacerlo, comenzar con la segunda IA. No quiero sonar muy convencida todavía por si aparece algo en el último momento que retrase nuestros planes (cosa que no me extrañaría), así que en cuanto tenga las recetas de la medicación en mi mano podré decir que el segundo intento será, por fin, algo OFICIAL.

Estamos muy ilusionados y hemos recuperado las fuerzas de nuevo, así que Canica prepárate porque a mamá y a papá no les gana nadie a cabezotas!!

Achuchones para todas!

9 comentarios

Archivado bajo Inseminación Artificial

OTRA PERSPECTIVA

todo+va+a+salir+bien

Esta mañana, al despertarme, subí las persianas y abrí la ventana. Había un nuevo día ante mí repleto de nuevas oportunidades, nuevas ilusiones, nuevos sentimientos. Sí, lo malo ya había quedado atrás. Ya no quería seguir auto compadeciéndome de mi desdicha, ya no quería seguir sintiéndome culpable, ya no quería derramar ni una lágrima más. Aquello se había acabado. Sentirme como una mierda y llorar con mi cara apoyada en la almohada resultó ser algo que no quería repetir en mucho tiempo. No quiero volver a sentirme tan asquerosamente mal después de un negativo.

Siempre me he considerado una persona positiva, de modo que estos nuevos y extraños sentimientos negativos y culpables me descolocan demasiado, sintiéndome una extraña dentro de mí misma. Pero, por suerte, el día horrible se acabó en cuanto entró el sol por mi ventana mientras tomaba una buena bocanada de aire fresco.

Estoy preparada para un nuevo intento. Las ganas de ser madre son las mismas, pero las fuerzas y la energía son renovadas y mucho mayores. Es increíble el contraste de sentimientos que he experimentado en apenas veinticuatro horas. Ayer resultaba imposible consolarme y veía mi sueño de tener a Canica conmigo cada vez más lejano, mientras que hoy me apetece comerme el mundo. Sí, estamos deseando intentarlo otra vez. Algún intento tiene que ser el bueno, ¿verdad?

Ayer, mientras Super Mamá intentaba consolarme abrazándome fuertemente y sin soltarme, me dijo algo que me hizo pensar: “No te martirices con lo que pudo ser y no fue, mi niña. Piensa en lo que está por venir, en lo maravilloso que será todo cuando ese bebé esté con vosotros. Coge fuerzas e inténtalo de nuevo cuando te veas preparada”. Y aquí estoy, queriendo intentarlo otra vez, queriendo soñar de nuevo.

Este deseo es tan fuerte que ni los malos momentos pueden derribarlo. Sé que todavía queda camino que recorrer y que no será coser y cantar, pero quiero arriesgarme. Quiero pensar que algún día lo conseguiremos. No abandonaré este horrible viaje mientras sea Rubio el que coja mi mano y camine a mi lado. Porque él hace que todo esto sea posible. Consigue arrebatarme sonrisas incluso en los peores momentos. Ayer no utilizó ninguna de esas frases típicas para animar a una persona inconsolable. Él no funciona así. Se quedó a mi lado, me cogió de la mano muy fuerte y me miró a los ojos cargado de emoción. No hicieron falta palabras. Con una única mirada lo comprendí todo. “Pase lo que pase, siempre estaré a tu lado”, me dijo con sus ojos de largas pestañas. Y mientras él esté a mi lado, podré seguir soñando.

Esta mañana, la de Rojo hizo su aparición y llamé a la clínica, tal y como me habían dicho que tenía que hacer. Mañana tengo consulta y me dirán si podemos comenzar nuestra segunda IA ya. Espero que así sea!! Deseadme suerte!

Lo que hoy es un pequeño sueño, mañana puede que sea una gran realidad.

2 comentarios

Archivado bajo Cosas de la infertilidad