¡HE VUELTO!

¡Hola, hola! ¡Sigo viva!

Mi última entrada es del 2 de diciembre y, desde entonces, he tenido el blog un pelín paradillo. No ha sido por nada en especial, pero no sabía muy bien qué contar ya que no me ha pasado nada nuevo ni interesante. Rubio y yo seguimos en stand by, esperando el momento en que llegue mi amiguísima la de rojo para comenzar por fin nuestra FIV. Por un momento, valoramos la opción de iniciar el tratamiento en noviembre, pero no nos acabó de convencer la idea porque los resultados del cariotipo no llegarían a tiempo. Así que decidimos esperar un mes más y aplazarlo hasta diciembre.

Y en esas estamos. En los próximos días iré a recoger los resultados del cariotipo (no, no nos han llegado todavía. Por lo visto, hemos escogido el laboratorio más lentorro de todos!) y en cuanto tengamos luz verde, empezaremos con las banderillas. La verdad es que lo estoy deseando. Estos tres últimos meses sin tratamientos me han sentado genial, he descansado de cuerpo y mente. O puede que de mente no tanto. He tenido mucho tiempo para pensar, quizás demasiado. Y yo siempre tiendo a ponerme en lo peor, es como un mecanismo de defensa para no sufrir más dolor del estrictamente necesario.

En los últimos días he pensado mucho en la FIV, en lo que podría pasar y en lo que no, en el dineral que nos supone y en las esperanzas tan gigantescas que Rubio y yo hemos depositado en ella. Me da miedo poner todas mis esperanzas en un tratamiento, me aterra ilusionarme demasiado o creerme de verdad que esta vez tiene que ser la buena, porque el batacazo será el peor de todos. Ahora pienso en las IAs y las recuerdo con demasiada inocencia e ingenuidad, pensando que algo tan sencillo como eso sería la solución a todos nuestros problemas. Me equivoqué, lo pasé realmente mal y entonces comprendí que esto de la infertilidad es una carrera de fondo, que las cosas no son tan sencillas como creemos. Y quizás por ello me asusta tanto la FIV, porque no quiero volver a sentir que me rompo por dentro porque las cosas no salen como esperábamos.

No me asustan las banderillas, no me malinterpretéis, ese miedo lo he superado hace tiempo. Me da miedo el proceso en sí y también el resultado. No sé si responderé bien o no a la medicación, no sé si conseguiré buenos ovulines y embrioncitos preciosos (a mí todos me parecerán increíblemente bellos, de eso estoy segura) y no sé si esta vez será por fin la definitiva. Es todo cuanto deseo, que este camino tan agotador se termine de una vez, pero en la infertilidad no puedes dar nada por seguro.

A pesar de mis miedos, también me siento muy positiva y esperanzada. Quiero comenzar ya, quiero comerme a esa FIV y ganar esta batalla de una vez por todas. Quiero ser mamá, quiero que Rubio sea papá y no vamos a parar hasta conseguirlo. Me siento más fuerte que nunca, dispuesta a todo por mi pequeñín. Me caeré y me levantaré y estoy segura de que todo esto se verá compensado muy pronto.

Voy a dar carpetazo al 2014 y creer que el próximo año será el año de los sueños cumplidos.

Anuncios

12 comentarios

Archivado bajo Preparación para FIV

12 Respuestas a “¡HE VUELTO!

  1. Qué buen rollo da leerte así de bien! Nada puede salir mal entonces, esta es la definitiva!!! Muak!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Claro que sí, preciosa. Qué bien te entiendo y cómo deseo que 2015 comience con una grandísima noticia para Rubio y para ti. Además me hace ilusión pensar que iremos casi a la par jeje, así podemos contarnos nuestras impresiones. Sigue contándonos lo del cariotipo, yo aun no sé lo que es, ya nos contarás 😉 Un beso muy grande, a por todas!

    Le gusta a 1 persona

    • Caray, no me había dado cuenta de que no había explicado en qué consiste el cariotipo. Pues es el análisis del ADN, sus cromosomas y componentes, y gracias a él pueden detectarse anomalías genéticas (creo que más o menos es así). Nosotros decidimos hacerlo antes de empezar la FIV “por si acaso”. Ya sabes, nos pusimos en modo #vamosahacernostodaslaspruebasdelmundoymás y quisimos asegurarnos de que todo está bien antes de meternos de lleno en la FIV. En la clínica no nos lo han pedido, pero yo me quedo más tranquila haciéndolo 🙂
      La verdad es que es un puntazo que vayamos casi a la par, ¿quién nos lo diría a nosotras, eh? Todavía recuerdo cuando me animabas después de mis IAs negativas y míranos ahora, casi empezando juntas la FIV 😉
      Ojalá este 2015 nos traiga buenas noticias a todas 🙂

      Un besazo!!!!

      Le gusta a 1 persona

  3. Es bueno desconectar, me alegra que estes por aqui!!

    Le gusta a 1 persona

  4. Pues a la carga con esa FIV y sin miedos aunque te reconozco que a mí también me ocurre eso de pensar en las IAs como algo demasiado simple para ser cierto….suerte guapa….estamos pendientes

    Le gusta a 1 persona

  5. Bienvenida de nuevo sister! Comete esa fiv con papas, ojala sea la que cumpla por fin vuestro sueño, lo mereceis. Un besazo!

    Le gusta a 1 persona

  6. Bienvenida otra vez!!! Me alegro de volver a leerte!!
    A mi las FIV me parecen super emocionantes (si, debo ser masoca) porque tengo la certeza de que durante unos días, mis ovulillos y sus bichillos se han unido y han formado algo precioso. Cada embrión es una esperanza, no?
    Espero que a la primera vaya la vencida!!! Te lo deseo de corazón!
    Un beso, preciosa!

    Le gusta a 1 persona

  7. Te leo y eres yo hace 3 semanas. Los mismos miedos, la misma cautela pero las mismas ganas!!! Queda nada, y en cuestión de un pedo estarás adolorida y zombie como yo ahora mismo…jojojo yujuuuuu que me den más droga de esta pa irme de fiestuki xD

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s